POUR LES FOODIES

molinos de viento
Molinos de viento en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Castilla-La Mancha. España.

Es un placer presentar a nuestr@s queridos seguidor@s foodies este artículo dedicado esta vez a uno de mis rincones de ensueño y de tan preciosos recuerdos, que os sea placentero el recorrido.

La cocina de estos pagos es sumamente sana, nutritiva, sencilla y muy sabrosa,  casa de forma excelsa con los vinos que emanan del mayor y más extenso viñedo del mundo.

Heredada de la Roma clásica y de la España árabe, despacio, a fuego lento, con excelentes productos primarios, aderezada con los mejores ingredientes, con las recetas campesinas de labriegos y pastores  se hilvana su saber culinario.

Algo dice al respecto el Hidalgo Caballero Don Quijote de la Mancha:

“Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda…”

 Desde las Rañas de Ciudad Real hasta las altas cumbres serranas de Guadalajara, pasando por las llanuras y serranías manchegas de mi querida Albacete, Cuenca y Toledo, por los valles del Tajo que luego se hará Tejo y del aparecido y desaparecido Guadiana, por las urbes que la pueblan, vamos a hacer nuestra vuelta gastronómica particular, con profundo respeto a la tradición.

Comida recia para unos pobladores que desarrollaban labores de esfuerzos físicos ímprobos, autenticidad y carácter.

Enlaces relacionados :

El aceite de oliva, su protagonista principal

Milenario, auténtico bálsamo culinario para deleite de todos; el oro rojo, el azafrán, el queso manchego, puro festival de sabores y propiedades dietéticas, la ternura y suavidad del cordero (esa caldereta de cordero);,el ajo morado de Las Pedroñeras, con su intenso sabor y  propiedades saludables (hace muchos años que no me tomo un par de huevos con ajos, a ver si lo hago ya de una vez.

ajo morado de Las Pedroñeras
Ajo morado de las Pedroñeras

Enlaces relacionados :

 La berenjena de Almagro, única, auténtica delicia, hazlas rellenas al horno o simplemente fritas y laminadas con mucho, mucho cariño o embuchadas con pasta de pimiento y atravesadas con un palo de hinojo ¡mmmmm, vaya!

berenjenas de Almagro
Cómeme.

La miel de la Alcarria (Guadalajara), de una cremosidad y finura sin par.

colmenas tradicionales
Colmenas tradicionales armadas de madera, pizarra y restos de alfarería reciclada (tinajas y tejas) y viejos troncos vaciados en Valdepeñas de la Sierra (Guadalajara).

Enlaces relacionados :

La jugosidad y escasa fibrosidad del melón manchego. Versátil culinariamente hablando (melón con jamón…).

Enlaces relacionados :

 Si prefieres un postre elaborado, tradicional, exquisito, el mazapán de Toledo, colmará tus dulces ansias.

Para l@s que os gusta trajinar en la cocina, ahí os va este enlace para saber cómo preparar vuestro propio mazapán

Y para comodidad, puedes adquirir el Mazapán de Santo Tomé para ganarte el cielo, en Toledo.

Enlaces relacionados :

 Mi padre me habló en alguna ocasión del arroz de Calasparra, creo que alguna vez le regalé un saquete de esta delicadeza sabrosa donde las haya. La Denominación de Origen Calasparra comprende los municipios de Calasparra, Moratalla (ambos murcianos hasta la médula) y Hellín en Albacete (en donde tuve la dicha junto a algunos más tolos que yo de montar y dirigir su hospital) hace ya de ello, algunos años…

Enlaces relacionados :

Y, si quieres mojar, el Pan de Cruz, de delicada corteza y miga prieta te ayudará a ello.

Enlaces relacionados :

Esa larga lista

 La carne de vacuno, de caza (conejo, jabalí, liebre, ciervo), jamón, pimientos, espárragos, tomates, champiñones, cebollas, habas, judías, guisantes, esas legumbres – garbanzos, lentejas -, albaricoques y que se yo…

La transformación en carcamusas de Toledo, los duelos, los quebrantos, el gazpacho manchego, las migas, el morteruelo, el pisto, las sopas de ajo, el cocido (la olla podrida) que suena fatal pero sabe a gloria, los guisos de caza, ese divino atascaburras que me trae recuerdos de José Luis Cuerda en Albacete, los zarajos, el alajú, el tojunto, el tiznao, el pringue o ajo mataero, los miguelitos, las calderetas de cordero que me trae recuerdos entrañables de Ciudad Real, el queso frito, el queso a la orza, el hartatunos y yo qué sé cuántas delicias más.

Con un recio fundamento culinario que se abrió a los nuevos tiempos de la mano de la innovación, a la contemporaneidad y al futuro, que es hoy.

El maridaje de lo clásico, lo antiguo y novedoso, de forma sensata tal y como aconseja la nostalgia y aquello de que la vida sigue.

Pero los manjares hay que bien servirlos

 Se encargan de ello los restaurantes El Torrico en Toledo, El Bohío en Illescas, también en Toledo al igual que Iván Cerdeño, El Doncel, en Sigüenza, claro está (Guadalajara), Las Rejas en Las Pedroñeras de Cuenca, Maralba en Almansa (Albacete), Retama en Torrenueva, Ciudad Real, Trivio en Cuenca y en los múltiples restaurantes de la región que unen tradición, calidad y su arte gastronómico.

Los vinos del mayor viñedo del mundo

 Superando las veinte denominaciones de origen y pagos con un enoturismo puntero ofreciendo caldos extraordinarios que han cambiado cualitativamente la faz vinícola de estas tierras de ensueño, por la vía sensitiva y del placer.

Viajar a Castilla La Mancha es una experiencia sensorial sosegada, pausada, cercana y natural en la que el ser humano, su historia y entorno son todo uno.

El 8% de la superficie vinícola mundial está en las llanuras y montañas de sus 5 provincias, en las que se elabora, nada más y nada menos que el 50% del volumen de producción nacional de España.

Ahí queda eso.

9 son sus denominaciones de origen, con personalidad propia y calidades extraordinarias: Manchuela, Valdepeñas, La Mancha, Almansa, Uclés, Méntrida, Jumilla, Mondéjar y Ribera del Júcar, completan este elenco los vinos de Pago, vinos de calidad cuyo aval es la garantía de la procedencia de las uvas de una zona geográfica con unas características específicas, son los Vinos de la Tierra de Castilla.

El ocio y el placer de la degustación se abren camino a través de la oferta enoturística de la región, en que visitar las cavas/cuevas excavadas bajo el subsuelo hasta caserones de arquitectura popular, pasando por el vanguardismo constructivo en plena apuesta por la sostenibilidad medioambiental es bastante más que disfrutar de la vida, es encontrarse con uno mismo.

Alcázar de San Juan, Tomelloso, Socuéllamos, El Toboso, Campo de Criptana, Villarrobledo y tantos otros lugares de un largo y denso camino jalonado por paisajes singulares y apasionantes, donde lo mejor es dejarse ir en el seno de La Mancha.

A un lado el Júcar y el Cabriel en pleno llano está enclavada otra joya, La Manchuela, una senda integrada por 23 municipios de las provincias de Cuenca y Albacete, Alarcón, Alatoz,, Alborea, Alcalá del Júcar, Balsa de Ves, Carcelén, Casas Ibáñez, Casas de Ves, Cenizate, Fuentealbilla, El Herrumblar, Iniesta, Mahora, Motilleja, Navas de Jorquera, Pozo Lorente, Villanueva de la Jara, Villamalea, Villatoya, Villa de Ves y Valdeganga.

La Ruta del vino de Valdepeñas nos acerca a Moral de Calatrava, San Carlos del Valle y Torrenueva, territorio calatravo, que en Valdepeñas en su Museo del Vino  nos enseña nos enseña un buen pedazo de la historia di vin@.

Para los amantes de los licores, recuerda que n Tomelloso

cueva de tinajas de brandy
Cueva de tinajas de Brandy Peinado en Tomelloso, otra perla

“Saber elegir, saber  hacer y saber esperar”

 

Compartir es cuidar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.