EL CONSUMO EXCESIVO DE ALCOHOL DAÑA AL TEJIDO CARDÍACO

Un patrón de consumo excesivo de alcohol incrementa los niveles de los biomarcadores en sangre, lo que indica un daño del tejido cardíaco, de acuerdo con una reciente investigación de la Universidad de Tromso (Noruega), publicada en el Journal of the American Heart Association, cuyo objetivo es ampliar los escasos estudios sobre cómo el consumo de alcohol puede tener efectos negativos para la salud cardiovascular.

Continuar leyendo ...

DESCUBIERTO UN CIRCUITO CEREBRAL QUE CONTROLA EL CONSUMO COMPULSIVO DE ALCOHOL

Un circuito neuronal localizado en el cerebro de ratones controla el desarrollo de trastornos de consumo compulsivo de alcohol, según una nueva investigación del Instituto Salk (Estados Unidos) publicada en Science. Estos resultados identifican un biomarcador que, si los hallazgos se trasladan a humanos, podría convertirse en una diana terapéutica para los trastornos por consumo de alcohol.

Continuar leyendo ...

FACTORES GENÉTICOS SOBRE EL CONSUMO ALCOHÓLICO DE RIESGO

Una investigación internacional liderada por la Universidad de Liverpool (Reino Unido) ha identificado genes asociados a una alta ingesta de alcohol, según publican sus autores en Science Advances. El consumo de alcohol está asociado a muchas enfermedades y el riesgo de estas comorbilidades generalmente aumenta con una mayor exposición.

Continuar leyendo ...

LA MÚSICA ES COSA DE MUJERES y de hombres

Música y mujeres: género y poder, a través de las opiniones de su autora Marisa Manchado Torres y de las de sus colaboradoras/es en los diversos capítulos de la obra. Se señala la ausencia de cambios ostensibles, la dependencia del hombre y la escasa respuesta institucional ante tamaño problema. Finalmente se realiza la comparación breve con el mundo de la Música y la Medicina, presentando analogías irrefutables si bien con la diferencia de ser mayoría presencial ascendente el de la mujer en el mundo de la Medicina.

Continuar leyendo ...

¿EL MATRIMONIO ES NOCIVO PARA LA SALUD?

Durante años se ha pensado que casarse era positivo para la salud, porque los casados están más protegidos ante determinados hábitos insalubres. Eso sí, no cualquier matrimonio, ya que lo que se ha relacionado con la buena salud de los cónyuges, tanto psicológica como física, ha sido la calidad del matrimonio: un matrimonio saludable, lógicamente, se debería acompañar de comportamientos saludables en cuanto a dieta, hábitos tóxicos, actividad física o estrés, con las consecuencias que esto traería.

Continuar leyendo ...