DOCTOR APACHE : NO PUEDO CONCILIAR EL SUEÑO

El dios del sueño

Morfeo, considerado el dios del sueño en la mitología griega y de categoría menor, era hijo de Hipnos, que personificaba el sueño, y de Nix, que era la Noche, y hermano de Tánatos, la muerte.

A este dios se le encomendó como misión crear sueños para aquellos que dormían y que los que en ellos aparecieran tuvieran forma humana. De hecho Morfeo, o Morpheus, viene del griego Μορφεύς, palabra que proviene de la que significa «forma».

Morfeo tenía la increíble habilidad de recorrer el mundo una y otra vez con sus alas fabricando fantasías para los humanos.

Si alguien presentaba problemas para dejarse mecer en sus brazos, él sabía seducirlos y llevarlos consigo al mundo onírico. Y si hacía falta, podía adquirir la apariencia de algún familiar del insomne.

Se cuenta también que Morfeo fue hijo de Hipnos así como los «mil oniros«, con la particularidad de que estos «mil oniros» controlaban el soñar de los seres corrientes mientras que Morfeo y sus hermanos Fobetor, (Iquelo, el espíritu de oscuras alas que traía también las pesadillas), y Fantaso, ambos nacidos de la unión de Hipnos con Pasítea, o Aglaea, que era la más joven de Las Tres Gracias, (por ello surge la duda de si Morfeo era también fruto de la unión de Hipnos con esta Gracia). Cuenta la mitología que cuando Ceice, rey de Traquis (ciudad situada al sur de Tesalia), y casado con Alcíone, hija de Eolo (dios de los vientos), se ahogó, su esposa, desesperada por su tardanza, se enteró del trágico final por medio de un sueño, sueño transmitido por Morfeo.

Entonces, Alcíone, desesperada de dolor, se lanzó al mar buscando morir con su amado…

Hay noches en las que pese a caernos de fatiga no podemos conciliar el sueño, ¿cómo explicarlo?

El alguna ocasión estuve reventado de sueño y fatiga por lo que me iba a la cama temprano tras varias noches sin pegar ojo y ese era el drama que pese a resistir la fatiga durante toda la jornada, mi cerebro no podía desconectarse pese a estar acostado. Pero, ¿por qué Morfeo me da la espalda cuando más necesita uno de sus brazos?

Ese dichoso hiper despertar

Cuando nos obligamos a no dormir durante demasiado tiempo, nuestro cuerpo entra en modo hipervigilia. El sistema  del sueño quiere ser configurado, pero no puede hacerlo porque el sistema de vigilia todavía está activo, porque estimulado durante mucho tiempo, es como si tuvieras el pie en el acelerador y el freno al mismo tiempo. También practicar deporte tardíamente, por la noche, o haber tenido una jornada especialmente estresante tiene el mismo efecto. El cerebro tiene problemas para encontrar el botón de apagado, sencillamente por qué ha estado activado intensamente, cuando todo debería estar de nuevo en orden al acabar el día.

La ansiedad por el rendimiento

Sin embargo, si estás ansioso por no dormir, es posible que no lo hagas por más de una noche. El miedo a no dormir añade lo que se llama ansiedad de rendimiento, es decir, estrés a la hipervigilia. Y así es como suele empezar el insomnio crónico.

¿Qué hacer?

Respeta tus horarios

Para lograr conciliar el sueño, es el mismo principio por el que tiene lugar el jet lag. Por tanto no cambies la hora de acostarte. Si te acuestas a las 20.00 PM porque no has dormido durante dos días, el cuerpo no podrá hacerlo porque la melatonina, la hormona responsable del sueño actúa regularmente día tras día, por lo que la lucha contra la fatiga es la que debe prevalecer en lugar de acostarte en la cama y levantarte a las 19.00 PM.

Algunos consejos para volver a dormir

. Sí quién es responsable de tu insomnio es el bebé, que todavía no distingue entre día y noche, es bastante normal que no puedas dormir, y esto incluso, si duerme como un lirón*. A los padres se les suele decir que duerman cuando lo hace el bebé, pero a pesar de la fatiga extrema, no puedes  porque el cuerpo simplemente no está acostumbrado a estos horarios. En el caso de las madres, también se añade el componente de hipervigilancia, es decir, miedo a que le pase algo al bebé, manteniéndose despiertas.

Enlaces relacionados :

Preparación del cuerpo

Tanto si se es padre como no, hay que insistir en tener momentos de relajación para no mantener el círculo vicioso del insomnio. Masajes, relajación, deporte diurno o meditación, son prácticas que relajan el cuerpo y lo preparan para dormir. Y si el problema persiste y pone a prueba tus nervios, no dudes en consultar a tu médico.

La fotografía

Una mujer musulmana rezando al amanecer, Emiratos Árabes Unidos 

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.