DR. APACHE : SOBREVIVIR CON LA GENTE ANSIOSA

           

¿Qué palabras decir, que gestos tener y que cosas no se deben hacer cuando estás con una persona ansiosa? Mini guía de supervivencia para el cónyuge o pareja que desea hacerlo bien.

Vivir con alguien ansioso diariamente puede no ser fácil e incluso complicado hasta llegar a perjudicar la relación. Para evitarlo el autor de la obra Overcoming Anxiety by Yourself*, el psiquiatra Jean-Luc Ducher, hace unas recomendaciones  para mantener exitosamente la vida con una pareja estresada.

Es muy importante conocer el perfil de la gente ansiosa

Cuando se trata de ansiedad, existen dos categorías: el considerado “normal”, que no genera mayores consecuencias y el llamado “patológico”, cuya ansiedad se vuelve invasiva y es doloroso y molesto soportar.

Manifestaciones

  • El trastorno de ansiedad generalizada (TAG), cuando la persona se preocupa excesivamente y sin razón.
  • El trastorno de pánico, caracterizado por ataques de ansiedad aguda.
  • El trastorno fóbico, que causa miedo en diferentes áreas y, finalmente
  • El trastorno obsesivo, que induce comportamientos y actividades repetidas para tranquilizarse.

No sirven como medicamento

En el caso de una persona socialmente ansiosa que tiene dificultades para comunicarse y que no logra, por ejemplo, hacer una llamada telefónica, el cónyuge sirve como atenuador, un medicamento. Al principio puede ser gratificante porque sientes que eres útil para él, pero transcurrido un tiempo, puede ser difícil de soportar. La clave es no entrar en el sistema ansioso. También es mejor no hacer el esfuerzo en lugar del compañer@.

Los diez secretos de las parejas que perduran

No hace falta dejar de ayudar al otro a realizar ciertas tareas diarias, “siempre hay cosas que sabemos hacer más fácilmente por hábito y que son menos problemáticas para nosotros. Por otra parte, si es sistemático, entramos de lleno en un funcionamiento patológico que mantendrá la ansiedad del otro. El adulto ansioso puede tratar de ser alguien que durante la infancia fue “superado por sus padres”. El hecho de que ames a tu pareja no significa que la puedas curar al convertirte en su terapeuta, pudiendo complicar a la propia pareja al establecer una relación de  cuidador cuidado y ya no amante-amante o amado-amado.

El/la no madre

Contrariamente a lo que pueda pensarse, la sobreprotección tiende a promover la ansiedad. El adulto ansioso puede ser alguien que durante la infancia fue “demasiado cocido/elaborado” por sus padres. Si tienes una persona a la que le sigues diciendo: vístete bien, no te enfríes, es como enviarle señales de peligro, comenta el Dr. Ducher. Estos condicionan automáticamente al niño a preocuparse. Llegado a la edad adulta mantiene este patrón.

Sugerir maneras de dejar de considerar lo peor

Si la pareja está preocupada por todo y nada, y es fácilmente propensa a los peores escenarios, es aconsejable ofrecerle otras alternativas o vías que podrían explicar la ausencia de llamada: una necesidad de descanso o atascos. Debemos lograr que la persona ansiosa considere el peor de los casos como una posible hipótesis, pero no la única. Cuantos más escenarios alternativos tengo, menos convencido estoy de que el primero en que pensé es el correcto”.

En Francia, el 88 % de las parejas se casan por amor.

Animarle para que respire con calma

Si nuestr@ parej@ o cónyuge tiene ataques de ansiedad regularmente y nuestra presencia no es suficiente para calmarlo, podemos invitarle a que respire con calma. “Durante los ataques de pánico (ataques de ansiedad aguda donde las personas ansiosas tienen la impresión de que se están volviendo locos o que pueden morir) la respiración juega un papel importante dado que las personas respiran muy rápido y mal”.

LA ANSIEDAD SE PUEDE CURAR

Lo que no se debe permitir es que se desarrolle

Conviene recordar que si uno mismo está ansioso se reforzará la situación ya que envías una imagen a la persona ansiosa que dice “si mi cónyuge está ansioso, es porque tengo razón al preocuparme”. Para esto, es necesario tomar una cierta distancia, dar un paso atrás para permitir que los ansiosos vean en nosotros un hito, alguien que está en la situación pero que no se preocupa.

¡Cuidado con la contaminación!

Por una parte, “si yo mismo tiendo a preocuparme pero lo manejo adecuadamente, y estoy con una persona ansiosa, esta última puede “contaminarme” y agravar mi condición. Ten cuidado por tanto, ya que por otro lado la persona ansiosa siempre intenta transferir (proyectar) sus sentimientos para liberarse. El cónyuge utiliza al otro como medicamento transmitiendo sus preocupaciones.

¿Qué hacer?

Aconsejarle que consulte a un profesional cuando la situación se vuelve difícil en su manejo en cuanto a habitabilidad se refiere, un psiquiatra y un psicólogo vienen como anillo al dedo.

Recuerda que la ansiedad se puede curar pero no se debe permitir que se desarrolle. Cuanto más tiempo permanezca, cuanto más esperemos, más tiempo permanecerá.

Me encantó el libro de Jean -Luc Ducher, Editorial Odile Jacob, 256 páginas, editado el 17 de octubre de 2018. 22 euritos.Vaincre son anxiety par soi-même.

Pero, ¿cómo debe la gente ansiosa manejar la ansiedad?

Aprender a manejar la ansiedad permite superar los bloqueos que causa a diario.

Reaprender a respirar, realizar deporte y tener tiempo para uno mismo.. La ansiedad no es inevitable. Algunos métodos naturales permiten manejarla y superar los bloqueos que puede desencadenar.

La ansiedad a menudo está relacionada con el estrés. Saber cómo manejar tu ansiedad es sobre todo comprender las manifestaciones físicas causadas por el estrés, por lo que sí es posible aprender a calmarlas, neutralizarlas y lograr, con el tiempo, evitarlas.

Aprende a relajarte

La relajación es un método ideal para controlar la ansiedad, no requiere ningún equipo especial y tiene la ventaja de poder practicarse en cualquier momento pudiendo utilizarse eficazmente cuando se perciben y sienten los síntomas y signos del estado de ansiedad que se manifiesta con mayor frecuencia en caso de estrés. Un ritmo de trabajo demasiado intenso promueve el riesgo de estrés  y ansiedad. Los métodos de relajación funcionan para calmar sus síntomas, mediante la respiración profunda, que ayuda a normalizar la frecuencia cardíaca, acelerada durante el ataque de ansiedad, calmando también la irritabilidad que se asocia a una gran fatiga nerviosa.

Tómate un tiempo para tí

Para conducir con eficacia la ansiedad, es esencial que dispongas de tu propio tiempo, pregúntate cuándo fue la última vez que hiciste un alto en el camino haciendo un descansillo. Aprender a ralentizar de vez en cuando el ritmo de vida cotidiano, es algo esencial cuando eres propens@ a la ansiedad. La sensación de falta de control sobre los acontecimientos, sintiéndote abrumad@ conduce indefectiblemente a la ansiedad.

Crea un espacio que te pertenezca, un lugar privilegiado donde puedas hacer una lista de lo que te hace sentir bien y lo que te haría feliz y decide cuidarte sin culpa. Regálate un masaje, una manicura, reanuda esas lecturas descuidadas y abandonadas de otrora por falta de tiempo. Planifica una talasoterapia.

Practica actividad física regularmente

Es importante organizar descansos y momentos propios de forma habitual. El ejercicio y el deporte te permiten resistir al estrés sintiéndote menos cansad@. Practicar actividad física forma parte de la misma lógica que las técnicas de relajación: evacuar y canalizar el estrés. El yoga es un buen método para el mantenimiento de la forma física y del aprendizaje y profundización en la respiración profunda, esencial para controlar la ansiedad. Correr también es una actividad recomendada para recuperar el tono y la buena energía vital. Si algún problema o limitación física te acompaña, pasear diariamente es una buena alternativa. Si aquejas un síndrome miofascial (fibromialgia), no me digas lo que no puedes hacer, elabora una lista de lo que sí puedes hacer y llévalo a cabo.

¿Cómo combatir la ansiedad de forma natural?

La ansiedad es el resultado de la exposición repetida al estrés que puede combatirse con medios naturales.

Yo te aconsejo que para combatir eficazmente un estado de ansiedad, adoptes un método suave. Los beneficios son rápidos influyendo en tu vida diaria de manera positiva. Combatir la ansiedad implica necesariamente un trabajo voluntario y profundo en el manejo de las emociones y del control de la respiración.

Relajación

La ansiedad se manifiesta por un ritmo cardíaco rápido y dificultad para respirar. La relajación es ideal para aprender a domar la respiración controlando el movimiento del diafragma y regulando la respiración. Saber controlar tu respiración es esencial para calmar tus emociones y reducir tus miedos. La sofrología* Está particularmente indicada en el aprendizaje de la relajación profunda. Si prefieres actividades más vigorizantes, prueba con el yoga. Existen varios métodos y técnicas diversas, pero todos los tipos de yoga promueven el trabajo de respiración profunda y la relajación muscular. Dos activos importantes para evacuar el estrés manteniéndonos en forma.

Enlaces relacionados :

Masajes

Sus beneficios son espectaculares para tratar la ansiedad. En una o dos sesiones, te sentirás menos ansios@, más relajado, descansado y revitalizado. El masajista o/y el fisioterapeuta intervienen especialmente en el tratamiento médico, si no experimentas problemas mecánicos o dolor intenso se opta por el método y la modalidad de masaje. El masaje domiciliario está indicado cuando la ansiedad te impide acudir a un centro especializado. Es muy recomendable la técnica de masaje reiki, especialmente indicada para la evacuación del estrés y de la tensión. Los métodos de masaje tradicionales siempre están a tu disposición para mejorar tu bienestar y brindar una relajación real.

Talasoterapia

Todo un auténtico ritual, si sufres ansiedad, es ideal para relajarte en un spa de una población costera. El agua es un elemento esencial para el bienestar, la suavidad de una bata de baño, la comodidad de unas pantuflas o las sandalias al efecto todo un uniforme sencillo de sanación durante unos días que en manos expertas y a los chorros, a los masajes diarios combinados con ejercicio físico, una dieta adecuada y la natación son unos instrumentos excelentes para combatir la ansiedad y retornar a uno mismo.

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.