Economía Estilo de Vida Vino

Viticultura experimental, los vinos de mi otra tierra

El aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones están provocando cambios en la gestión vitivinícola, también en Lanzarote como he podido comprobar recientemente en mi visita, para lo que hemos contado con la valiosa opinión de Sergio Rodríguez, científico titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Tenerife (ÍPNA): ( www.ipna.csic.es )desde donde asesora al Ministerio de Transición Ecológica y a la Agencia Estatal de Meteorología y al gobierno de Canarias en materia de vigilancia de la calidad del aire. Agradezco también las excelentes opiniones de Pedro J. Banesco Curbelo del Comité de cata de la D.O.V. Lanzarote.

Sobre las super calimas y su impacto en la salud debemos prestar atención nuevamente a los inmejorables comentarios de Sergio Rodríguez. Para finalizar el artículo os hablaré brevemente de los maravillosos vinos de Lanzarote y de alguna novedad habida en el territorio insular. Vamos a ello:

Los inviernos son cada vez más cortos y menos frescos y los veranos más cálidos y más largos. Esta realidad ha terminado por provocar el adelanto de las vendimias para evitar las sobre maduraciones de la uva. Esta aumenta en graduación alcohólica y baja su acidez haciendo que los vinos pierdan cierta frescura en boca.

Para compensar, una de las soluciones ha sido subir la altitud de la plantación de la viña o situar el viñedo en nuevos países y zonas de latitudes más altas tanto en el hemisferio norte como en el sur. De este modo al estar los viñedos en terruños más altos y fríos se consiguen paliar los efectos del cambio climático, con lo que el mapa vitivinícola mundial está cambiando.

En la isla conejera, Bodegas El Grifo llevó a cabo un ensayo en el año 2021 mediante la realización de una vendimia de invierno., que ha consistido en invertir el ciclo vegetativo natural de la vid mediante una poda muy temprana llevada a cabo a principios de octubre de 2021 con la idea de vendimiar en invierno o en los primeros días de la primavera del año 2022. Finalmente, la vendimia se llevó a cabo el 6 de abril de 2022. Con esto se ha conseguido que las uvas no alcancen tanto grado de maduración, lo que conlleva un menor grado alcohólico y una mayor acidez. Consiguen así, que los vinos resulten más frescos y agradables al paladar.

Han vuelto a hacer la misma poda temprana este pasado invierno, pero adelantándola más aún, a comienzos de septiembre de 2022. Esta producción experimental se ha llevado a cabo en varios plantíos: una principal de dos hectáreas en Playa Quemada, y pruebas sobre unas 80 a 100 cepas en diferentes zonas de la isla, como en La Geria, en El Grifo, el Cuchillo y Ye. Estas parcelas se vendimiaron el 15 de febrero pasado y los parámetros de la uva han sido bastante parecidos a los del año pasado.

También, se ha constatado una menor incidencia de enfermedades fúngicas debido a que la viña no se halló expuesta durante tantas horas y días seguidos a las altas temperaturas, más propias de la primavera o del verano.

Solo poseemos un planeta, hay que luchar por conservarlo y mejorarlo, ya que la tierra somos nosotros mismos.

La fotografía

Fotografía de Helena Ayape Guisán.

MUSICANDO

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad