VINOS PARA ASUSTAR

calabazas

Ya llegó Halloween, pero con qué vinos vamos a maridar alguno de los menús “infernales” a los que vamos a invitar a nuestros cercanos.

Os damos unas pistas para adquirir estos vinos cerquita, cerquita de donde vives.

Para palidecer, de placer ¡claro!, un blanco con aromas a melocotón, pera, membrillo y acacia, un Chenin Blanc-Viognier 2016 de Clarksburg, un californiano que marida maravillosamente con unos montaditos de batata y calabaza, con su dulzor delicado y suave, especial para foodies, al que se une el equilibrio que otorga la vivacidad del vino al dulzor de la calabaza.

Sin ir tan lejos, contamos con Clave de Sol, un blanco de chardonnay, de color amarillo pálido con irisaciones paja. Aromas tropicales, piña y toques de melocotón. Con paso suave por boca, con volumen, acidez refrescante, retronasal afrutada y post gusto medio. Un placer de Longares en la D.O. Cariñena.

Con unas maravillosas almejas al vapor, de Ribeira,  y con un rocío de aceite de oliva. Amén.

Seguiremos con un vino tinto galo, del Domaine Louis Chomel, le Tolondière de 2017, con aromas a frutos negros, de pimienta, ahumados y de cuero. Si cocinas un Risotto de calabaza al gruyère con perejil, este tinto será un compañero ideal para este plato fácil de preparar y pleno de sabores y de sorpresas.

Irrepetible, de la D.O. Manchuela, un tinto ecológico fruto del ensamblaje con malbec y syrah, con un tiempo en barricas de roble francés de 4 a 6 usos, de unos 4 meses, 14,5% vol. del año 2018. Excelente e irrepetible. Ofrece a la vista un color cereza con ribete violáceo, un aspecto brillante y capa alta.

En nariz presenta aromas a frutas rojas en compota, notas florales y balsámicas, conjugados con los tonos florales, violetas y de moras que le aporta la malbec.

En boca, vino potente, aunque con taninos redondos y persistentes. Te va a encantar. Precio en Lidl 4,99€.

Para los foodies, la calabaza también se prepara para elaborar postres, por ejemplo, la crema quemada de calabaza y especias, un postre atípico que sorprende por su untuosidad y cremosidad, un postre típico de Halloween. Su maridaje ideal es un vino blanco con aromas a acacia, pera, melón y pomelo, Inedit 2019, IGP Pays d’OC.

Morisqueta, un blanco semi-dulce del Condado de Huelva, de Bodegas Privilegio del Condado, 11% vol. con uva zalema y moscatel de Alejandría, un vino realmente especial. 3,55 € en bodega y a 1,89 en Lidl acabando existencias.

La foto

Steve Mounié

El grito

Steve Mounié a inscrit le premier but de la victoire brestoise face à Monaco (2-0). JEAN-FRANCOIS MONIER / AFP

Enlaces relacionados :  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.