VINO Y CHOCOLATE: LAS REGLAS DE UN MATRIMONIO FELIZ SERIE MARIDAJES

A pesar del fuerte carácter de ambos están lejos de ser opuestos. Para maridar el vino y el chocolate, hay que respetar las reglas de juego. Vamos a verlo.

Los principales “acuerdos” a los que hay que llegar

En cuanto a calidad simplemente hay que contar con buenos productos, es la base.. Todo depende de la concentración de cacao del chocolate. Con un chocolate dulce con un 50% de cacao, deberá priorizarse la toma de un champán o de un cava rosado, y si se trata de un champagne rosé a base de pinot noir  o de vouvray semiseco para estimular las papilas gustativas.

Entre un 70 y un 75 % de cacao, es preferible un vino tinto de crianza con uvas cariñena (carignan), Denominación de Origen de Valdejalón (España), viñedo denominado Épila, de 20 años de edad, con una graduación de 14%, crianza en roble de 6 a 8 meses, con una producción de 4.000 botellas.

Cata:

  • vista: rojo/rubí/limpio/brillante.
  • nariz: aromas frutales/fruta roja/cerezas/grosellas/notas especiadas/pimienta blanca notas ahumadas/albahaca.
  • boca: fresco/vibrante/cuerpo medio/taninos aterciopelados/aromas frutales/fruta roja/intenso/notas especiadas/notas ahumadas/elegante y sutil.

El maridaje salta todas las convenciones y su comportamiento es similar al de un godello sobre lías. Un vino especial, sabroso que irá muy bien con pescados de roca y con chocolate de postre.

Vale la pena recuperar una uva tan poco utilizada en nuestros vinos hispanos a excepción hecha de los exquisitos prioratos.

Bodegas Frontonio.

Si visitamos Francia, elegiremos la AOC (D.O) Corbières, con carignan vigoroso. Precio botella: 15,50€.

Uva carignan (Cariñena)

¿Qué vino elegir con chocolates negros, muy ricos en cacao?

Si la concentración de cacao supera el 80%, deberemos orientar nuestra elección hacia los vinos dulces naturales, (recomendamos este artículo)

Castaño, vino tinto castaño dulce de Yecla,

Cata: picota profundo con ribete teja. Nariz muy limpia, de intensidad media, recuerda a fruta negra, confitada, notas pasificadas, algarroba y aceituna negra. Fresco, sabroso, sensaciones de ciruela en confitura e higos. Agradable final con un punto de acidez que equilibra el dulzor.

Graduación: 16% vol.

Bodegas Castaño.

D.O: Yecla-Murcia

Uva: 100% monastrell.

Botella: 50 cl.

Temperatura de servicio: 10-12%.

Precio: 13,30 € (El Corte Inglés).

Si estamos en Francia elegiremos un Maury del Rosellón francés.

Y si saboreamos nuestro querido Portugal, una opción es el Porto Barros Imperial Branco, a 7,85 €.

Para un chocolate con un 100 % de cacao, es preferible un whisky con turba ligera como el whisky japonés.

Amplio abanico de precios.

¿Es necesario proponer un vino licoroso con un postre de chocolate?

NO, es una herejía. Al final de la comida las papilas gustativas están saturadas, el azúcar en exceso no nos permite apreciar el maridaje. Los vinos licorosos se deben reservar para los quesos y el foie gras. No se comportan bien con los postres muy ricos.

¿Se puede degustar el chocolate con un vino tinto?

Los vinos tintos ligeramente tánicos maridan bien con platos dulces y salados con salsa de chocolate como el pollo a la mejicana o un salteado de cordero al chocolate. Platos que se maridan con un Côte Rôtie del valle del Ródano o con un vino del Languedoc si estamos en Francia; y si estamos dando cuenta de un rabo de ternera con chocolate o de un pollo con chocolate y almendras le haremos honor a un syrah Vinhas de Pegôes, de la península de Setúbal que nos hará creer en la vida, a un precio de 4,99 €, imbatible en su relación calidad/precio.

¿Cuáles son los “acuerdos” prohibidos?

El vino blanco seco y el rosado tienen alta acidez, el champagne o el cava también a excepción del champagne o el cava rosé

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.