EL VINO ENCORCHADO (BOUCHONNÉ), ¿CÓMO DETECTARLO?

Chemical structure of 2,4,6-trichloroanisole
Tricloroanisol

By Quasar Jarosz at English Wikipedia, CC BY-SA 3.0, Link

Si reservas botellas antiguas o “raras” para celebrar algún evento o festividad y al descorchar percibes un olor inhabitual , si es desagradable y te recuerda el olor a hongos o a humedad, el vino está encorchado.

 ¿Qué es un vino encorchado?

Es un vino que está contaminado por una molécula clorada, el TCA (tricloroanisol), que está presente en lugares y en materiales (como la madera) que están en contacto con el vino.

Esta molécula aporta un sabor a madera, a humedad y a moho al vino o al líquido que contiene la botella y por tanto la calidad del corcho es por tanto cuestionable.

Existen fabricantes (DIAM, https://www.diam-corchos.com/#editorial), que garantizan a los viticultores, cierta duración en la exención del sabor a vino encorchado.

El tapón de corcho es poroso, y la existencia de un alto grado de humedad en la bodega, puede infiltrar el olor a moho y alterar el sabor del vino.

También,y, de forma general hay que prestar atención a los olores volátiles a pintura y a gas a los que el vino es sensible.

El tapón

Es la prueba de la evidencia.

El tapón es, naturalmente, un buen indicador para saber si el vino tiene defectos.

Cuando se rompe al descorchar la botella, es un mal signo. Indica que probablemente ha existido falta de humedad en la bodega o en el lugar de conservación del vino.

Si el vino ha impregnado, por infiltración, el tapón con cierta intensidad, tiene una alta probabilidad y riesgo de haberse oxidado.

También puede verse afectado por un golpe de calor.

Sea cual sea su aspecto, el sumiller recomienda siempre aportar al cliente el tapón (corcho) una vez extraído de la botella para que constate la buena calidad de su estado.

Si se halla en mal estado, desprende un olor desagradable y, por el contrario, s está en buen estado el aroma a madera es muy agradable.

Si el olor del tapón nos recuerda al de la humedad,  la bodega o al cartón, la probabilidad de que el vino se halle alterado es muy alta.

¿Y, si se trata de un tapón de PVC, o si la cápsula también está deteriorada?

Su degradación también es posible, pero no por los mismos motivos.

De la nariz al paladar

El olfato es una clave reveladora de sus defectos.

  1. ¿Se percibe un olor agradable? buen augurio. ¿Si huele a moho?, la respuesta es negativa.
  2. La boca confirma enseguida esta segunda impresión. En este caso el vino se percibe desestructurado, con una acidez pronunciada, corto en boca y con un retrogusto desagradable.
  3. Cuando existe contaminación desaparece la complejidad aromática. Y, si persiste la duda, el contacto del vino con el aire, revelará plenamente el defecto.

La calidad de los corcho es cada vez mayor, motivo de exigencia para bodegueros y productores, incrementando la inversión en materiales de alta calidad.

Ello se constata por la cada vez menor presencia de vinos encorchados.

La guarda defectuosa en el almacén de la bodega puede ser una de las causas del vino encorchado.

 El consejo de decataencata.com

Insistir en el depósito y gestión correcta del vino y, antes de cualquier celebración contar siempre con al menos dos botellas idénticas con el objeto de contar siempre con una alternativa.

Enlaces relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.