¿Y QUÉ HA PASADO CON EL VINO EN GALIFORNIA?

Ribeira Sacra. Río Sil. Lugo. Galiza.jpg
Cañón del Sil

De vorjales de Madrid, SpainFlickr, CC BY 2.0, Enlace

Rías Baixas

Con buenas sensaciones en la totalidad de las D.O, excepto en las Rías Baixas, su D.O, que pese a encabezar el escalafón del volumen productivo en la comunidad (se han vendimiado más de 32 millones de kilos), la cosecha ha sido un 16% inferior a la de pasados ejercicios. Una cosecha, que con 22 millones de litros de vino, es insuficiente para cubrir las ventas registradas en pasados ejercicios, dada la falta de existencias de añadas previas, según indica el Consejo Regulador.

A finales del mes de agosto se inició la vendimia del albariño, que hubo de prolongarse hasta principios del mes de octubre (siguiendo la tónica general de la comunidad), Al igual que en Portugal, la vendimia pudo hacerse con calma y tranquilidad, dadas las buenas condiciones del estado sanitario y vegetativo de las vides. La uva entró en las tolvas sana y con buenas graduaciones, según señala el Consejo Regulador de la D.O, Rías Baixas. Preveyendo una añada de gran calidad aromática. El rendimiento por hectárea se situó en los 7.997 kilos por hectárea, inferior en un 16% respecto a la del 2018 (en un entorno de 32 millones de kilos de uva) con los que se elaborarán 22 millones de litros, cuantía insuficiente para cubrir las ventas de registros anteriores.

La Ribera sacra y Monterrei

La cosecha supone en volumen, la añada más abundante de la historia (la de 2019, con mayor volumen respecto a la del año 2018).En el Ribeiro se recogieron 11,8 millones de kilos de uva (en el transcurso de los 2 años anteriores, las heladas, la sequía y las enfermedades de la vid minaron las cosechas).

Tras la depuración censal de viticultores y superficie de viñedo cultivada ha permitido aflorar un nuevo escenario en el grandioso paisaje del Ribeiro, de la mano de una excelente cosecha que debiera perpetuarse.

La Ribera sacra

Con una vendimia que ha supuesto un millón de kilos más que los del 2018, que suponen un total de 7,2 millones de kilos de uva, cosecha récord desde hace 20 años en que se puso en marcha la D.O, superando en un 17% la del año pasado., sin afectar el precio de la uva, puesto que se pagó un 10% más, de ahí la lógica satisfacción reinante. 

Monterrei

Cerca más de 2 millones de kilos de uva han sido vendimiadas en comparación al 2018. La satisfacción se ha colmado desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo. Cosecha que supone un total de 5,6 millones de kilos (41.000 kilos más) año récord para la D.O. Además destaca la calidad del fruto, puesto que el estado fitosanitario fue excelente, las condiciones medio-ambientales permitieron una vendimia escalonada gradualmente y sin las acostumbradas prisas, siempre malas consejeras.

Las bodegas gallegas totalizan así, los 64 millones de kilos de uva cosechados.

Apunte final

Galicia se halla inmersa en un entorno sumamente competitivo, limita al sur con la “raia” portuguesa, cada vez más al alza, por su visión privilegiada del ayer, del ahora y del futuro, con una clara apuesta por la calidad, fundamentada ésta en la I+D+i y en el desarrollo organizativo del que puede hacer gala, amén del esfuerzo inversor, re-inversor y comercializador  cada vez mayor, sabedores de la importancia de ello. Como colofón, ese maravilloso sentido de país, hoy en día, no menos importante. Al este, limitamos con el Bierzo leonés y con sus mencías y prietos picudo en liza. En el sureste contacta con las tintas de Toro zamorano y los prieto picudo, con rosados de ensueño. Finalmente, en el noreste, con Asturias, y sus nuevas cepas blancas de albillo y albarín , de mencía, albarín tinto, carrasquín y verdejo tinto, cada vez más presentes.

La historia ya nos dió lecciones respecto a que la mejor estrategia de respuesta es la de la calidad, la identidad propia y el esmero y saber hacer ancestral que nos mueve.

No cometamos más errores, produzcamos con calidad, con visión de futuro, invirtamos en I+D+i, por respeto a nuestro pasado, presente y por el futuro de los que nos han de continuar.

Me viene a la memoria, una de las frases de la película de José Luis Cuerda: “Amanece, que no es poco”, y, que decía: “Dios es uno y trino”. Pues resulta que, ni somos Dios, pero si algo trinos: contamos con 3 universidades, con aeropuertos y superpuertos por doquier y hace años nos compraban el albariño en USA a 35 euros la botella, hasta que comenzamos la senda de la cantidad… La avaricia, rompió el saco. Sentidiño.

Enlaces relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.