EL VINO Y LA BARBACOA : MEJORES MARIDAJES

La temporada de los asados y de las parrillas están en su punto álgido. Brochetas, tacos de carne y como no, también pescados, se degustan en buena compañía al lado de una barbacoa.

Prácticamente, con una buena carne todas las combinaciones son posibles. Existe una condición, que se asegure el punto óptimo de la carne a la barbacoa con el objeto de que el sabor a asado no sea excesivamente intenso. Esto debe ser así para evitar eclipsar el sabor del vino. Si la brasa de la barbacoa se hace con sarmientos todavía mejor dado que estos le confieren a la carne sabores ahumados muy sutiles. Estos resaltan a la par la comida y el vino. (Philippe Faure-Barac, mejor sumiller del mundo en 1992 en Río de Janeiro).

Vinos para la barbacoa con costillas de ternera

Tierna, roja, noble que se funde en la boca, magnifica con los grand crus en Francia. También un Luis Cañas, reserva del 2012, Rioja antológico para este acompañamiento. Tampoco debemos olvidar el Marqués de Longares tinto reserva de 2013, excelencia de garnachas. Si por casualidad estamos en nuestro país vecino del norte, la hermosura de un Hermitage, un Côte-Rotie, un grand cru de Pauillac o un gran vino de la Borgoña también serían excelentes elecciones. Para acompañar aquí tenemos nuestros pimientos de Herbón (conocidos como de Padrón). También los pimientos de Arnoia (Ourense) o los de Benavente (septiembre). Su opción debe de ser cuidadosa, minimizar las salsas y otros condimentos para evitar el solapamiento de sabores con el vino.

Vinos para la barbacoa con brochetas de carne de ave de corral

Los vinos ideales son los tintos del Valle del Loira (tipo Sancerre o de Saumur-Champigny) . Estos dan la réplica a la carne de ave con su frutosidad, con su punto vegetal y de frescor acidulado característico. También los vinos de la Borgoña, como el Mercurey o los vinos del Beaujolais maridan magníficamente con estos platos.

Los aficionados a los vinos blancos y a las brochetas que mezclan carne de ave, limón y vegetales, buscarán, vinos base poco “carnosos”. Estos podrían ser el Meursault, Pouilly-Fuissé,vinos blancos con cuerpo (encorpados, como dicen nuestros  vecinos de Portugal) como el de La Clape.

Si nos hallamos en casa, podemos optar por un Sango de RejaDorada, con tinta de Toro, (Tempranillo) vallisoletano.

Vinos para la barbacoa con los pescados asados

Si nos hallamos en suelo franco, los rosados provenzales, los vinos blancos de Cassis, los del sector de Palette o de Córcega se aprecian más la compañía en el bar y la de una dorada a la espalda.

Y,¿qué pasa con las sardinas?, con ellas la mejor compañía es la de los rosados del Rosellón,como los de Collioure, potentes, con aromas de frutos rojos.

También está El Gran Feudo Rosado 2017, navarro con excelente relación calidad/precio. Mejor el Gran Feudo, Edicion Rosado 2014, casi sin existencias, piden más.

El VO Rosado de Valle Oscuro, de Benavente (Zamora) sigue su camino de excelencia y disfrute terreno.

Si seguimos en terreno francés, el rosado, color veraniego, es el vino de las parrillas por excelencia, preferentemente se optará por los densos tales como el Tavel, un Bourgueil rosado o por un Marsannay.

OTROS VINOS RECOMENDADOS

INDICADOS

Maduro, con sabor a ciruela, pimienta negra, estructurado y redondo, tinto intenso que marida perfectamente con carnes rojas sangrantes. Carnivor Zinfandel 2015, E.& J. Gallo Winery, 10,95 €.

SORPRENDENTES

Tinto que mezcla aromas de fresa, a frutos negros y a pimienta que persiste en el paladar. La carne de cordero y las salchichas serán un deleite con vinos ligeramente refrescados (12-14ºC), y que también pueden servirse con un pescado de roca y de atún marinado o asado. Grillé d´Aunis 2015, Côteaux du Vendômois, 9,80 €.

MUSCULOSOS

Potentes en nariz. Con un punto de guindas y de especias. Marida de forma ideal con costillas de ternera al grill. Les Entrecoeurs 2016, Domaine Mucyn, Crozes-Hermitage, 13 €.

SUTILES

Las frutas de verano se perciben en nariz, con notas mentoladas que le confieren frescor. Los sabores de este rosado producido en viñedos con biodinámica en el corazón de las Alpillas francesas (Provenza), se eternizan en el paladar. Puede probarse con el cordero al tomillo. Grand vin rosé, Château Romanin, AOP Les Baux-de-Provence, 17 €.

También el ARTAZURI, rosado navarro de 7,20 € se muestra excelente.

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.