VAMOS A COMER UVA

LAS UVAS DE MESA.

La totalidad de variedades de vitis vinífera podrían vinificarse o ser consumidas en fresco, no obstante cada una de las variedades  ostenta unas cualidades peculiares, morfológicas y organolépticas si se decide que una variedad de vid posee vocación de vinificación o de esa.

El aspecto del racimo es vital en las variedades cuyo destino es el consumo en fresco, como fruta. Los factores a tener en cuenta son su tamaño, forma y número de hombros o alas. Los racimos elegidos son aquellos con estética proporcionada, sin muchas alas y con bayas atractivas en cuanto a color y uniformidad. Los racimos muy compactos en los que el desprendimiento uval provoque el de las bayas de alrededor, o muy sueltos, no son atractivos para el consumidor.

En las uvas de mesa la unión de la baya al pedicelo debe asegurar el no desprendimiento con antelación a su consumo; la pulpa tendrá consistencia firme, con un hollejo no excesivamente duro y con pepitas pequeñas en tamaño o bien inexistentes (uvas apirenas).

Existen variedades con neta vocación de vino (tempranillo, cabernet sauvignon, riesling, verdejo …); y otras con vocación dual como el moscatel de Alejandría.

 

 

  • VARIEDADES DE UVAS DE MESA

 

 

. CHASELAS

 

. Otras denominaciones: Fendant, franceset, gutedel, white van der laan.

Se trata de una uva blanca.

Con racimos no muy grandes.

Uvas de color verde claro, traslúcidas. Con pulpa algo blanda, crujiente, jugosa y con sabor azucarado.

Cultivada en numerosos viñedos europeos (Suiza, Francia- Saona y Loira , Alemania (Baden) conocida como gutedel, Portugal, Hungría, Rumanía y Nueva Zelanda.

Así mismo, es utilizada para vinificación, esencialmente en Suiza.

En España está autorizada como uva de mesa al igual que en Turquía.

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.