TÚNEZ: EL RENACER DE UN VIÑEDO ANTIGUO

Ruinas romanas en la antigua Cartago
Ruinas romanas en la antigua Cartago

En la actual Túnez, al igual que en el resto del Magreb, la viña se cultiva desde la antigüedad, por lo que viene de lejos.

Vamos a recordar una viticultura memorable durante mucho tiempo a través de rutas de los vinos con itinerarios seductores entre nuevos viñedos sumamente prometedores. El vino de Túnez parece no haber estado nunca tan bueno como en el momento actual.

Una historia vitícola que viene de lejos

Fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos fueron pueblos que siempre cultivaron la viña en Túnez, un país bañado en una tradición vitícola milenaria.

La llegada del poder musulmán, en el siglo VII, hizo desaparecer el cultivo del vino en el país durante más de 1.000 años.

Hubo que esperar hasta 1881, en que con la instauración del protectorado francés de Túnez se relanzó de nuevo la producción de vino. La independencia de Túnez en 1956 significó un nuevo parón para la industria del vino,si bien la viticultura disminuyó, nunca dejó de existir.

colonización de África por Francia
Colonias francesas en África, Túnez en azul oscuro.

Tras un período monopolístico estricto por parte del estado, en los años 1980-1990, donde la Unión Central de Cooperativas Vinícolas (UCCV) controlaba más del 85% del mercado, en los años 1990-2000 la escena cambia radicalmente con una nueva política cualitativa.

Inyección de capital, inversiones extranjeras (privadas), modernización de las infraestructuras, y sobre todo, creación de bodegas premium, con premios internacionales que elevan la valoración vitícola de Túnez. El renacer del viñedo tunecino está en marcha.

Nuevos viñedos que dinamizan el mercado

La bodega Neferis, creada en el año 2000 en Grombalia,en el departamento de Nabeul. Su primera cosecha salió en el 2002, Neferis forma parte de los viñedos que rodean a Túnez capital en antiguos terruños vitícolas de propiedad estatal, prácticamente abandonados desde los años 90, pero con un indiscutible potencial.

El viñedo situado a 300 metros de altitud en el valle de Khanguet Hojjej, se beneficia de la fresca brisa marina que ofrece un clima ideal para el crecimiento de la planta. Con 135 hectáreas de carignan, syrah, merlot, garnacha, marselan, chardonnay, viognier y pedro ximénez, la bodega Neferis produce excelentes vinos con DO (AOC) Sidi Salem, una de las siete denominaciones de origen controladas del país. A la par produce aceite de oliva.

La unidad de vinificación se halla al aire libre, dotada de un sistema de refrigeración integrado, con tecnología punta que permite la producción de 1,3 millones de botellas anuales. Neferis es el nombre antiguo del valle en el que Roma venció a Cartago hace 2.500 años, según indica Rhida Charrada, su director general, añadiendo que Cartago era el granero de Roma pero también su bodega, todo un símbolo.

Dominan los vinos tintos como el carignan de viñedos viejos de 90 años, permaneciendo 18 meses en barricas, que por cierto, maridan excelentemente con la cocina local especiada.,  especialmente con el cuscús de pescado.

Un potencial vitícola extraordinario

Al noroeste de Túnez, sobre las riberas del Medjerda, el único río del país, se encuentra el viñedo de Shadrapa, con 240 hectáreas, principalmente plantadas con merlot, cabernet sauvignon, garnacha gris, cinsault, syrah y chardonnay, y cuyo origen nominal no es otro que el del dios fenicio Shadrapa, el dios de los médicos, de la fecundidad y del vino. Pilar Rodrigo Monzón es la directora del viñedo, relatando que Túnez posee un potencial vitícola extraordinario, con suelos arcillo-calcáreos limosos y su clima mediterráneo.

Creado en 2004, en una plantación que data de 1879, en la que se plantó el primer viñedo francés en el marco de colaboración franco-tunecino, en la ciudad de Dougga, formando parte del patrimonio mundial de la UNESCO. El viñedo Shadrapa alberga también ganado ovino y vacuno.

Los rosados de la bodega, elaborados principalmente con garnacha, son deliciosos, frescos y placenteros. El 70% de los vinos tunecinos son rosados, tendencia marcada que se explica en parte por la venta del vino en la costa, en los restaurantes turísticos.

La ruta de los vinos, una apertura hacia el turismo

País rico en historia y abundante en cuanto a numerosos productos de terruño: trufas blancas de Sejnane, higos de Barbaria de Al Alaâ, caracoles de Bouficha, aceite de oliva de Kébili, Smen négua (mantequilla  salada de camello), nabos de Ben Glada o anguilas del lago de Túnez.

Existe una ruta de vinos en la que se degustan los mejores caldos a la par que se disfruta del rico patrimonio del país. Desde marzo de este año se ha creado un nuevo itinerario turístico fruto de la cooperación italo-tunecina y financiado por la Unión Europea.

La originalidad del proyecto reside en su carácter transfronterizo entre Túnez y Sicilia, dado que comparten una herencia común. Siguiendo al padre de la viticultura tunecina, el agrónomo Magon, el trayecto recorre desde el  norte al este del país, desde el entorno de Túnez hasta la región vitícola de Mornag ( la más extensa de las siete DO (AOC) del país), con un magnífico ensamblaje de monumentos arqueológicos y viñedos, señalizados con un concepto informativo y divulgador. En definitiva una hermosa manera de descubrir los encantos de Túnez.

 

Apuntes sobre el texto:

  • Una gran parte del vino era exportado a Francia (a granel), que se embotellaba con etiqueta francesa, complementando su producción, menguada por la filoxera.
  • El viñedo tunecino posee siete DO (AOC), el 20 % de la producción se etiqueta como Premier Cru: las AOC Grand Cru Mornag y Grand Mornag, a 40 kilómetros al sur de Túnez, la AOC Thibar, en la provincia de Beja, la AOC Côteaux d´Utique, al norte de Túnez, la AOC Tebourba, en el sur de Túnez y Bizerta, la AOC Sidi Salem, también al sur de Túnez, y la AOC Kelibia,en la provincia de Nabeul.
  • El agrónomo Magon, erudito cartaginés del II siglo AC, escribió la Enciclopedia agrícola, en 28 tomos, uno de los tratados más importantes durante varios siglos. Las prácticas agrícolas en él escritas se hallan todavía en vigor en nuestros días.

 

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.