TRANSPORTAR EL VINO SIN ROMPER NADA

Aprovechar los últimos días de bonanza de las vacaciones que todavía nos quedan o bien si acudimos a alguna de las ferias de vino convocadas para este otoño,os presentamos tres soluciones prácticas para transportar botellas de vino sin que se rompan.

El vino no es amigo de desplazamientos ni de viajar en general. Los choques entre las botellas y la exposición a vibraciones alteran sus características organolépticas. Enemigo de la luz del día, porque la radiación ultravioleta oxida y envejece el vino.

Por otra parte, debe evitarse la larga permanencia del vino en el maletero del coche a una temperatura superior en su interior, a los 17ºC. Los goteos y las fugas son frecuentes, dado que el tapón se seca perdiendo elasticidad y por tanto capacidad de estanqueidad. El vino, así, contacta con el aire, exponiéndose a una oxidación precoz y por tanto,a una alteración de su bouquet.

Los vinos de guarda para consumir en los próximos meses y que deban transportarse, tendrá lugar con un máximo confort, preservando de este modo sus cualidades.

Medios de transport

1. Caja de cartón para transporte

Para transportar 6 o 12 botellas de vino de 75 cl, nos proveeremos de una caja de cartón sólida y compacta. Las botellas estarán separadas por rejillas de cartón o celdas reforzadas. Son prácticas y fáciles de colocar en el maletero del coche, además de seguras y son óptimas para transportar botellas. Fáciles y asequibles a la hora de adquirirlas, las empresas de transporte, las bodegas, vinotecas y grandes superficies comerciales disponen de ellas.

2. En un porta botellas

A modo de maletín o maleta rodante, compartimentado que puede acoger y transportar entre 1,2,6 y hasta 9 botellas. Confeccionado generalmente en tela resistente y en material plástico/sintético, de gran resistencia, constituye una solución ideal para que las botellas no choquen entre sí. Ideales para pequeños trayectos a pie, permitiendo su posterior depósito en la propia bodega en posición acostada.

Mochila porta botellas

3. En una nevera rígida

No refrigerada, salvo que se desee que lleguen refrigeradas. Para ello se utilizará las que tengan un soporte estable y anti choque. Se trata de un recurso sencillo, versátil y a nuestro alcance. Isotérmico, protege de la luz y de las corrientes de aire durante el transcurso de un corto transporte o traslado.

Nevera portátil

Nota: ambas fotos son de productos que se hayan a la venta en Amazon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.