A SUMILLERÍA GALEGA, FACENDO PATRIA

Ribeira Sacra
Ribeira Sacra

La rutina mata. Los sublimes blancos conviven en este edén terráqueo con otros colores originales, también exquisitos por el mimo con que se elaboran tras recuperar varietales indígenas, como puedan ser los tintos de ese Ribeiro cuasi divino, de la Ribeira Sacra, algún mencía de Valdeorras e incluso de Monterrei. Sin olvidar algún tintillo IGP de las Rías Baixas.

Gran pareja sensorial ésta del vino y de la excelente cocina de nuestros pagos. La diversidad de vinos y etiquetas puede llegar a causar cierto vértigo, por lo que la elección nunca debe menoscabar la aventura de probar. Si bien no está de más pulsar la opinión de los recomendadores del reino para facilitar e instruir las elecciones. Al parecer se está haciendo patria, los más celebrados son vinos del  terruño, galaicos, a veces productos originales de escasa dimensión pero de gran calidad, esos llamados vinos de autor en los que el mimo es integral, de cabo a rabo, desde la cepa hasta la bodega y su comercialización.

Bodegas Albamar, en la que elabora Xoán Crujeiras de forma excepcional, destacando el 69 arrobas y O Esteiro, un caiño tinto de Rías Baixas, con el que hay que dejarse ir.

E “perdoando a súa cara”, no hay que olvidar el tinto de Rodrigo Méndez en Forjas do Salnés (O Raio da Vella). Este bodeguero completa su oferta del Salnés con su albariño Cíes.

La Quinta da Muradella de la D.O, Monterrei con José Luis Mateo al frente nos sorprende con Alanda, un godello excelente que tomo siempre que voy camino a Benavente y a Bragança, con excelente paso por barrica y una olfatoria qué pa qué. El Gorvia, un 100% doña Blanca, todo mimo. Piensa también en su tinto, fruto del ensamblaje con mencía, bastardo y caiño.

Non esquecer (no olvides) el Ribeiro tinto, el Torna dos Pasás, elaborado por Luis Anxo Rodríguez, quedará en tu memoria a buen seguro. 2 blancos de la misma casa a tener en cuenta son Escolma y A Teixa.

Los godellos de Valdeorras, como los que elabora Rafael Palacios, Louro y As Sortes, aptos para la guarda y de excelente añada. Y los vinos de Jorge Ordóñez, también de Valdeorras, tanto el Avancia Cuvée como el Avancia Barrica tienen gran aceptación y demanda.  

Más de 1.300 referencias tiene en su bodega Pepe Solla en Poio-Pontevedra, siendo su catador Ismael López. Cogemos el coche y nos adentramos en la ría de Pontevedra. A destacar dos espumosos de nuestra Galifornia: el  Burbullas das Bateas  y el  Górgola, de la bodega Cabana das Bolboretas, productor que mima el trato y la elaboración de sus vinos.

Dentro de los ribeiros, destacan A Escolma, A Teixa y Viña de Martín, cuya autoría pertenece a Miguel Anxo Rodríguez.

Da Vale de Monterrei destacar Monstruosa y la Dona Branca de José Luis Mateo, con varietales indígenas que bajo sus manos hace orfebrería pura.

De sus Rías Baixas, pese a sus albariños opta por los tintos, con la varietal espadeiro, tinta en recuperación actual, sumamente versátil en el maridaje y gastronómicamente de un inmenso alcance. Xurxo Alba, Manolo Moldes, Rodrigo Méndez y Eulogio Pomares están elaborando magníficamente.

En el Culler de Pau, Álvaro Medina opta por el concepto holístico del vino, su oferta Forjas del Salnés, de Rodrigo Méndez y  O Santo do Mar, procedente de la Península do Morrazo, de los viñedos de Bueu, con su tinta femia (caiño), salino, fresco y elegante. El Carralcova tinto, de Eulogio Pomares, sorprende por su finura.

Respecto a los blancos, destacan Fulcro y O Fulcro, de Manolo Moldes, con gran mineralidad que refleja el terruño. El clásico Pazo Baión, ahí está, como la Puerta de Alcalá, pleno de afecto.

Islas Cíes
Islas Cíes

Cara ó Norte

Más al norte, en Malpica de Bergantiños, en el restaurante As Garzas, resaltan el Casal de Armán, ribeiro ensamblado tanto en su versión tinta como en la blanca con gran demanda. A la que se añade el Escolma de Luis Anxo Rodríguez. En la ciudad herculina los blancos gallegos dominan el paisaje pero la cocina más tradicional de Salitre hace mayor la demanda de los incunables riojanos y de los de la Ribera del Duero, tales como Muga y Pago de Carraovejas.

En O Secreto (O Segredo para nòs), los blancos galifornianos dominan también la escena, tanto Rías Baixas como Ribeiros, de Valdeorras, Monterrei y Ribeira Sacra (tendencia actual).

Respecto a los tintos, resaltan el avance imparable de los mencías. También tendencia.

No sólo hay que serlo, también parecerlo

Roberto Núñez es de Cambados, publicista para más señas que acaba de ser galardonado con el Platinum Pentawards, premio al “packaging (el Óscar de la publicidad), por el diseño del vino Perfeccionista, de bodega Davide de Baión en Vilanova de Arousa. Por vez primera. Felicidades.

Enlaces relacionados:

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.