¿ QUÉ VINO TOMAR CON LOS ALIMENTOS DULCES Y SALADOS ?

rollitos de primavera estilo filipino
En la imágen rollitos de primavera estilo filipino (Lumpiang Shanghai).

La base de la cocina asiática, combinar lo dulce y lo salado, combinar propiedades gustativas muy diversas. Puede resultar difícil maridar con el vino, puesto que puede crear contrastes explosivos.

Veamos ejemplos:

Queso de cabra con miel y nueces como entrante

Es un gran clásico del dulce-salado, la asociación del queso de cabra con la miel y el agrimentado de las nueces crujientes, hacen una combinación excelente.

Para maridar esta mezcla, debe tenerse en cuenta la textura generosa del queso de cabra, su potencia aromática, y su vertiente ligeramente seca en boca que requiere de un vino blanco, seco y con viveza. La miel, le aporta untuosidad y aromas dulces y florales. Por ello debe orientarse la elección hacia un vino redondo y con aromas florales próximos al de la miel. Si estamos en Francia, seguramente elegiremos un riesling de la Alsacia, a buen seguro le irá como anillo al dedo.

En suelo patrio, un blanco de Tierras de Mollina (Málaga), o un godello de Ourense, son magníficos compañeros. En la Lusitania elegiría un blanco con uva syria da Beira Interior. 

Pato a la naranja

Máximo exponente del mix dulce-salado, presenta un amargor de muy difícil maridaje. La carne de pato, es tierna y de aroma potente, que nos incita a elegir un vino tinto con potencia y tánico, que a buen seguro amortigua el amargor de la salsa. Si se quiere mejorar el contraste, un vino espumoso blanco equilibrará la potencia del pato y la vertiente suave y amarga de la salsa. En Francia, un Barsac sin dudarlo.

En casa buscad un cava, catalán, valenciano, extremeño, autonómico…

De postre, una manzana caramelizada con mantequilla salada

La manzana caramelizada con mantequilla salada, es el postre dulce-salado más conocido que me retrotrae a mi infancia y a las ferias.

Las manzanas se hornean debiendo tener en cuenta que los aromas a compota de las mismas, la untuosidad del caramelo y su componente salado, exigen si nos hallamos en Francia u Coteaux du Layon, ese delicioso vino licoroso del Loira, una maravilla bendita. En casa un Vino tostado de Ourense, otra delicia sin par. En suelo luso, un Moscatel Roxo de Setúbal, cómo no.

El dulzor del vino y de la manzana se equilibra perfectamente con el carácter salado y untuoso del caramelo, que es resaltado por la ligera salinidad de estos vinos licorosos.

Enlaces relacionados:

Musicando que es gerundio:

Miles Davis: El Documental 20/02/2020.

Miles Davis
Miles Davis

Compartir es cuidar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.