¿QUÉ VINO TOMAR ACOMPAÑANDO A LAS CEREZAS?

Cherries cerezas Valle del Jerte 01.JPG
Picotas del valle del Jerte

De HispaloisTrabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

Su pulpa siempre carnosa y firme, perfumada, sabrosa, con un hermoso equilibrio entre dulzor, acidez y vivacidad. Por ello precisamente, hay que evitar los vinos blancos incluso los de vendimias tardías.

Enlace relacionado

Cerezos rosados y manzanos blancos, cantaba André Claveau en 1950… por la comodidad de la rima. Años más tarde Gilbert Bécaud hacía honor a la verdad cantando: “Los cerezos están blancos, los pájaros alegres, ha llegado la primavera”… Desde mediados de mayo hasta la mitad de julio el campo y las huertas, hasta en sus últimos recodos ven poblarse las ramas de los cerezos.

La hermosura del Valle del Jerte se intensifica con sus llamativas picotas.

En Francia, desde la Burlat dulce y rojo-oscura (stark Hardy Géant), la griotte, bastante ácida y de tonalidad negra, pasando por la Napoleón amarillo-pálido y la vermellón Montgomery, variedades diversas con un nexo común y,es que se congelan bastante bien sin pedicelo (rabito), deshuesadas y recubiertas de un jarabe de azúcar. Las formas de prepararlas es casi infinita: macedonia de frutas frescas, tartas, flanes, pudin, tartas, soufflés, confituras, licor o como condimento acompañante de carne de caza (aves) como el pato.

Como hemos dicho antes los vinos blancos (incluso los de vendimias tardías) más adaptados a la fruta ácida y exótica, pueden aportar una ligera nota oxidativa desagradable en boca.

La recomendación es decantarnos por los vinos dulces naturales (vins mutés en francés),

Vinos mutados

Vinos a los que se les añade alcohol procedente de la destilación de las uvas, obteniéndose así un vino de alta graduación alcohólica, normalmente alrededor de los 17º.

Los vinos mutados (vin muté) del Rosellón francés y del Valle del Ródano, por ejemplo un maury, del Domaine Pouderaux, en nariz, aromas de cacao, cereza negra y un punto mentolado, en boca rico en azúcar, con una estructura alcohólica muy integrada y un buen equilibrio, y sobre todo una suavidad muy agradable. Otra elección francesa también muy agradable sería un restau del Domaine de la Soumade, sobre todo si las cerezas forman parte de un pastel con chocolate. Siempre tinto, su fuerza y su riqueza acompañan idealmente al sabor persistente de la tarta y su potencia contrarresta el azúcar y la grasitud, realzando el sabor afrutado de la cereza.

Enlaces relacionados

Moscatel

Recomendable el moscatel de Málaga, un Telmo Rodríguez, Molino Real 2013, fruto de la recuperación de los antiguos “mountain wine” o vinos de los montes cercanos a Málaga capital, vinos procedentes de la Axarquía, hoy al estilo europeo, limpios, fragantes y cristalinos.

El sublime N3 de Jorge Ordóñez sigue el mismo estilo.

Enlaces relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.