¿QUÉ BEBEREMOS CON UNA PIZZA?

pizza al forno
Pizza al forno

¿Qué vinos pueden acompañar a una pizza? En este período estival hay que poner a punto la nariz para acompañar esas tardes prolongadas, al calor de las conversaciones, e non fare niente. Pero qué vinos podemos elegir para sublimar estos momentos placenteros?

¿De dónde procede la pizza?

Se desconoce, pero la pizza es sin duda alguna una de las más antiguas recetas de la cocina italiana, conociéndose trazas de la misma en el año 997, su nombre hace mención a galleta o torta y a una hogaza (focaccia) con relleno. En realidad se trata de un avatar panadero, ya que antes de introducirla en el horno, el artesano cuece esta masa/pasta en forma de disco con el objeto de verificar que el horno está a la temperatura adecuada para seguidamente proceder a su cocción, reiniciando la operación pero esta vez añadiendo guarniciones variadas de acuerdo con el gusto de los comensales.

La tradición de la pizza ha evolucionado pero perdura de forma notable en la amada Nápoles, en la que tiene la consideración de especialidad tradicional desde 2008.

Hoy en día ha conquistado al mundo entero. En Italia, en Cinecitta, las bobinas que contienen las cintas cinematográficas reciben el nombre de pizza. Grandes cadenas internacionales han hecho de ella un elemento de restauración rápida, con guarniciones variadas más preocupadas por la apariencia que por la calidad en sí misma.

¿Con qué vinos podemos maridarla?

La pizza Margarita, la más célebre de todas, creada en 1889 por el chef Raffaele Esposito, deseoso de honrar a Margarita de Saboya, esposa del rey Humberto primero de Italia. Para ello inventa una pizza con los colores nacionales: con tomates para el rojo, la mozzarella para el blanco y la albahaca para el verde. La reina se enamora del sabor y hace que se difunda mundo adelante. Si bien, la receta de la pasta es inmutable (harina de trigo, agua, aceite de oliva y levadura), la variedad de las guarniciones es innumerable. En el caso de la Margarita, los canónigos, la untuosidad del queso y el matiz salado de la pasta y de la salsa de tomate piden un vino blanco con mucha vivacidad para hacer vibrar el dulzor del plato. También un vino espumoso, preferentemente un cava o un champán brut, un brut nature, mejor si es franco y mineral sin artificio alguno.

Para honrar  a los vinos italianos, uno elaborado con el método tradicional del Piemonte, por ejemplo un l’Alta Langa extra brut, de la jóven bodega de Roberto Gabarino con uvas de chardonnay y de pinot noir, procedentes de cepas y viñedos de más de 20 años de edad con aromas a flores blancas, miel y notas de tostadas untadas con mantequilla.

Para los que prefieren vinos tranquilos, nada mejor que un blanco seco y vivo como un Fiano di Avellino. De Feudi di San Gregorio, con una propuesta aromática de flores del campo y cítricos que aportan frescura y una viva mineralidad.

¿Qué vinos tomar con una pizza de marisco o con verduras?

 Con una guarnición que incluya marisco, berenjena y pimiento, elegir un cava o un champán rosado, casan bien, pero, un blanc de blancs, de cosechas especiales y añadas pudieran ser un desfase para la sencillez del plato. Los brut cumplen perfectamente.

Para los que prefieren vinos tranquilos, los rosados van magníficamente por conjugar las notas suavemente especiadas con la frutosidad del vino, pleno en frescura bucal.

Nuestra propuesta vínica

TOBÍA SELECCIÓN DE AUTOR BLANCO 2020

Fruto de la innovación riojana y haciendo honor a su origen (La Rioja inició su andadura de la mano de los blancos). Este vino es el resultado de un ensamblaje, (a tenor con su origen), y la fraternidad de una uva ya universal, la chardonnay y otra, que le imprime carácter y personalidad propia, la tempranillo blanca, con crianza en fudres, por separado, durante seis meses. Con una viticultura de mimo y una elaboración con remontado, maceración en frío y sangrado del mosto flor primum. La fermentación de la chardonnay con madera gala y en roble americano la tempranillo blanca se obtiene este excelente caldo.

Vistiendo de oro y con reflejos verdes presenta intensos aromas frutales exóticos y florales, en boca entra como la seda, fresco y con una acidez que gusta. Mientras se va abriendo gana en volumen, largura, redondez y persistencia.

Excelente acompañante siempre y cuando la pizza se halle a su altura.

Un excelente casamiento para nuestra humilde, sencilla y gran napolitana pizza, que puede llevar queso, marisco, pescado azul, sin olvidar otros platos y culinarias propias de la gastronomía francesa (foie), portuguesa, italiana e hispana. Un vino epicúreo, hecho para el disfrute, para el placer de vivir…

Felicitar a la I+D (Innovación y Devoción) de Bodegas Tobía y a su padre creativo y creador, Oscar Tobía, sinónimo del vanguardismo* vinícola de La Rioja y aledaños.

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

botella y peces
Georges Braque, Botella y peces, 1910 – 1912. Pintura cubista, Tate Modern, Londres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.