¿ PUEDE EL VINO NATURAL SER VINO DE GUARDA ?

Se suele achacar a los vinos naturales la dificultad para destinarlos a la guarda. Son vinos amigables, pero muy frágiles para que mejoren con el paso del tiempo. “¿Es imposible guardar un vino natural en la bodega?. Todo un prejuicio que merece algunas aclaraciones dado que los vinos naturales también pueden ser vinos de guarda. Veamos

¿Cuáles son los vinos naturales más propicios para la guarda?

Como para los demás vinos – bien sean convencionales, bio o biodinámicos – deberán tener acidez y complejidad puesto que tendrá que mejorar con el paso del tiempo y de los años, en suma, envejecer bien, debiendo consumirse en su apogeo.

A título de ejemplo, las variedades de uva mejor adaptadas para el envejecimiento son aquellas que ofrecen sobre el papel todas las características evocadas anteriormente, tales como la cabernet sauvignon, la syrah, la Monastrell, la malbec y la tannat. Los puntos en común son: un hollejo grueso conteniendo taninos, color y una excelente acidez. El azúcar, es un aliado de peso para el envejecimiento en bodega, sobre todo en el caso de los espumosos entre otros.

¿Cómo saber si un vino se halla cerca de su tiempo óptimo de consumo?

Tanto el viticultor como el bodeguero saben muy bien cuál es el momento de la venta y, pocos son los que venden el vino que ha permanecido varios años en la bodega. El almacenamiento es muy costoso y sus cantidades son generalmente poco conocidas y las más de las veces, confidenciales. El consumidor deberá comprar vinos jóvenes y envejecerlos.

¿Cuándo sabemos el momento en que el vino es más bebible?

Simplemente cuando la acidez y la potencia han desaparecido y el vino se envuelve de sus aromas terciarios contenidos y evaporados en la botella.

¿Cómo conservar un vino natural de guarda?

Una vez dicho todo lo anterior, hay que aclarar que el vino natural es más frágil que los demás. En razón de una vinificación realizada sin la adición de otros aportes y de una fermentación sin levaduras añadidas y, por las bajas dosis de sulfitos utilizados o prácticamente inexistentes, motivo por el cual los viticultores deben elegir los racimos con uvas más sanas y equilibradas, con una madurez fenólica óptima, un trabajo que prácticamente en su totalidad, tiene lugar en la propia viña. La no utilización de aportes requiere pues de una selección de uvas y de los racimos de máxima calidad. Consecuentemente un vino natural deberá mimar su logística y el estocaje.

Consejos básicos

  • Tras el transporte en automóvil no se deben manipular las botellas en la bodega, por lo menos durante un día
  • Para un envejecimiento óptimo, las botellas deberán permanecer acostadas y no en posición vertical.
  • La bodega debe mantener condiciones salubres, con una tasa de humedad superior al 70% con el objeto de evitar el resecamiento del tapón del vino y la evaporación del mismo. Es aconsejable utilizar un higrómetro de calidad y una temperatura de medio que se sitúa en torno a los 12 – 14 ºC.
  • Con el fin de evitar el fenómeno de oxidación, deberán evitarse las variaciones de temperatura entre una y otra estación del año y proteger las botellas de la luz.

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.