PROBLEMAS PARA LA VITICULTURA

LA TEMPERATURA AUMENTARÁ 2ºC DE AQUÍ A 2050

Headshot of Anders Celsius.jpg
Ander Celsius

De Olof Areniushttps://richardnilsendotcom1.files.wordpress.com/2013/03/anders_celsius.jpg as thumbnailed by https://richardnilsen.com/2013/03/18/the-measure-of-humankind/, Dominio público, Enlace

Profesor de Astronomía en la Universidad de Upsala (Suecia) 1730-1744.

Creador de la escala centígrada de medición de la temperatura.

¿Cuál es el impacto del cambio climático sobre la industria del vino a nivel mundial?

El sector vitícola afronta el cambio climático desde los años 80 del pasado siglo pasando por el 2000, siendo un factor clave de influencia sobre el viñedo. Hoy en día se trata de un problema mayor en la Europa del sur dado que representa un 50% de la producción de vino mundial, por lo que todo el sector se halla en alerta.

¿Sobre qué debe ponerse atención especial?

Lo importante no reside sólo en la elección de las técnicas vitícolas y en utilizar variedades adecuadas sino en el mundo caótico e inestable que nos toca vivir en este momento. El planeta Tierra es el actual escenario de fenómenos meteorológicos extremos y sin precedentes, así como de graves desequilibrios económicos y geopolíticos y de graves crisis migratorias, que en su totalidad genera un sentimiento de incertidumbre cada vez mayor.

¿Cuál será el impacto económico del cambio climático?

Se halla en dependencia directa de la puesta en marcha de los Acuerdos de París sobre el clima. En caso de fracasar, las temperaturas podrían aumentar a más de 2ºC de aquí al año 2050, provocando una gran alteración, sin contar con la crisis económica mundial, cuyas consecuencias serían nefastas (por una parte) sobre la economía del alcohol. Por otra parte, si el acuerdo fuera exitoso, el clima no sería muy distinto del actual. También beneficiar y favorecer la emergencia productiva de otras regiones, distintas a las que hoy conocemos, en especial la Europa del norte.

¿La empresas deberán basar sus estados financieros en el cambio climático?

Ambos no son incompatibles: la viticultura deberá responder y atender, cada vez más a los deseos de los consumidores y a los estados financieros de las corporaciones pero también  a la huella del carbono de la producción vitícola. Todos los actores del sector deberán anticiparse mediante una forma de discriminación positiva respecto al legado y al potencial productivo, la diversidad y el desarrollo sostenible.

¿Qué medidas está tomando la industria vitivinícola para luchar contra el cambio climático?

Los productores han tomado, desde siempre, medidas ligadas a la rentabilidad económica, basadas en  factores mensurables sólo a largo plazo. Comprometerse con los viñedos “duraderos”, sostenibles, en tiempos de incertidumbre, es siempre un desafío, un reto a largo plazo en el que también (además del patrimonio financiero) está comprometida la preservación de la herencia cultural, igualmente en juego.

¿Para que se trate de un futuro sostenible, qué medios puede activar la industria del vino para obtener resultados rápidos?

El impacto global sobre el entorno debe medirse sobre la totalidad de la cadena productiva del vino. La huella del carbono del vino debe incluir todas las etapas productivas excepto el viñedo, como el embotellado, el embalaje y el transporte a larga distancia. Los productores de vino pueden tomar medidas en el entorno del viñedo así como sobre las emisiones de CO2 provocadas por la comercialización de sus productos.

¿La industria del vino está bien posicionada para favorecer el desarrollo sostenible?

Lo productores de vino son capaces de abordar los cambios que tienen lugar, como así han demostrado desde hace decenios. 7,5 millones de hectáreas de viña repartidas sobre la mitad de los países del globo terráqueo aseguran la producción vitícola. Probablemente se trate de la única actividad humana en que ello ocurra. La forma en que se produzcan y se consuman los vinos va a determinar también el éxito de los acuerdos de París. Los productores deben explicar, más y más que el cambio climático es una realidad en que las medidas para afrontarlo  debe dejarse para mañana, el momento es ahora. ¿No dejes para mañana, lo que puedas hacer hoy!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.