Giró o Paquito Chocolatero

Su nombre comercial es Paquito chocolatero. Elaborado con un 50% de monastrell, un 25% de giró (garnacha del país) y un 25% de garnacha tintorera . Variedades procedentes de micro viñedos situados en los términos municipales de Beniarrés, Alcocer de Planes, Alcoy, Tibi, Cocentaina, Gorga, Sax y Muro, todos en la provincia de Alicante . Precisamente esta tierra , antiguamente de gran importancia vinícola , muestra en la actualidad su autenticidad mediante la múltiple rentabilidad económica, social, cultural y medioambiental.

La vendimia suele comenzar en septiembre y puede prolongarse hasta mediados de octubre . Su duración viene determinada por las variaciones climatológicas u otros factores variables de un año a otro.

La vinificación empieza con el reposo de la uva en cajas en cámara refrigerada a 5.5º C durante 5 días. A continuación se despalilla , vertiendo el mosto en depósitos de acero inoxidable de 2.000 litros . Después le sigue una pre maceración en frío. La fermentación-maceración dura unos 15 días a temperatura controlada entre los 28º y los 30º C. Cada una de las variedades que componen el vino se fermentan por separado.

Crianza: 6 meses.

La garnacha tintorera sobre lías finas se cría en una cuba de roble francés de 40 HL durante 6 meses.

La monastrell se cría en una tina de acero inoxidable sobre lías finas.

La giró (garnacha del país) se cría durante 6 meses en barricas usadas de roble francés (segundo y tercer año) de 500 litros.

¿Por qué Paquito chocolatero?

Este vino es elaborado en una de las 28 microviñas propiedad de Gustavo Pascual Falcó, compositor del famoso pasodoble . Pieza imprescindible en las fiestas de moros y cristianos , su popularidad ha traspasado fronteras, hasta hacerlo un clásico en fiestas y celebraciones.

Características

Vino de gran calidad con notas desenfadadas , correctamente integradas y equilibradas , siempre interesantes. Tinto crianza.

Producto de la fuga de la vorágine de la industrialización y comercialización de los mercados actuales. Vincula su actividad, las relaciones con las partes involucradas en la producción, su entorno social y cultural con un sello ético que propicia el bien común.

El proyecto microviña , pionero en España , es un marco del compromiso ético . , Logra con éxito la unión de 28 pequeños productores. Sus viñedos con más de 75 años de antigüedad olvidados durante décadas, han vuelto a dar frutos . Finalmente se recupera el patrimonio natural y la recompensa de un trabajo bien hecho. Aplican buenas prácticas agrícolas , respetuosas con la biodiversidad . De este modo conseguimos un mutuo beneficio para todas las partes involucradas. Demuestran en fin , que el minifundio, habitualmente vinculado a la pobreza, es rentable económicamente .,Además y en suma, genera riqueza social, medioambiental y cultural.

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.