QUIERO SER UN FLÂNEUR

Andar, caminar se trata de un excelente ejercicio para la activación física sin incurrir en obsesiones y radicalismos que nos lleven a conseguir esos 10.000 pasos cotidianos, si o si.
Esos artefactos místicos que desde Pitágoras parecen un conjuro de la buena suerte y, más cuando el “celular” de nuestros hermanos latinoamericanos nos aplaude al alcanzar la cifra mágica, redonda como el buen vino, resaltando la idea, el objetivo, la victoria, todo un “campeonismo” a ultranza que te hace sentir otro, más sanito, atleta, casi olímpico.

Continuar leyendo ...