NUEVAS TENDENCIAS EN EL MUNDO DEL VINO

 

En este artículo destacamos las nuevas tendencias para los que resta de este 2022 en el mundo del vino, entre las que destacan, el mayor interés por los vinos ecológicos, las variedades locales y los nuevos formatos, entre otras orientaciones y, que a buen seguro van a marcar lo que beberemos este año.

 Remontando las diversas oleadas de la terrible pandemia, volvemos a comer en grupo, a viajar y a recuperar la autonomía y la responsabilidad que nos hace felices de la mano del vino , eso sí, con la debida moderación.

Con la mente abierta a nuevas referencias, más aprendidos e instruidos y sabiendo elegir mejor, compramos a través de internet más que nunca, ya que la venta on line ha venido para quedarse. El enoturismo como sinónimo de escapada mini vacacional, disfrutando de los buenos caldos fuera del horario común, aunque nos cueste un poquito más, sobre todo si la calidad lo justifica, bebiendo menos pero mejor.

El nuevo lujo, la sostenibilidad

 La nueva forma de llegar a la nueva hornada de consumidores preocupados por la salud planetaria. La tendencia es a consumir menos cantidad, pero de mayor calidad en aras al compromiso humano y ambiental que induce el cambio de mentalidad de los elaboradoreshttps://www.wineintelligence.com/

 Ya se dejan ver bodegas cada vez más interesadas en borrar su huella del carbono* – Huella de carbono – Wikipedia, la enciclopedia libre

*- guia huella de carbono  tcm30 – 479093 . pdf ( miteco . gob . es )

En este 2022 van a proliferar los vinos orgánicos de todo tipo y proyectos de jóvenes emprendedores con una apuesta fuerte por el pasado, el territorio y por una forma y estilo de vida más sostenible. El verde cada vez más presente en la copa, pese a no verlo y, como resultado, la salud, el bienestar como forma de vivir la vida de cada vez más personas, especialmente por los millennials muy influidos por las redes sociales.

Una conciencia saludable que ya va impregnando al mundo del vino en forma de referencias bajas o sin alcohol (pese a que la desalcoholización es otra cuestión), en una clara demostración de que se puede celebrar y disfrutar de la cultura del vino de una forma más healthy.

Los espumosos forman parte del día a día

 Sin reserva para momentos especiales, que también, despacito ya forman parte del común diario, tanto en casa como en la restauración, en un nuevo horizonte amplio.Más allá del champán, existen magníficas burbujas, en vinos ligeros, frescos,  fáciles de beber, como acompañamiento de casi todo tipo de comida o para agradecer la vida que tenemos.

Los vinos de parcela, de paraje o de pueblo

Más allá de los aromas y de los taninos, más allá de la región o de los tipos de uva, el degustador 2022 gusta de conocer las peculiaridades del terruño y, por qué no, incluso visitarlo cuando ello es posible, el pago, el paraje, la parcela, la viña, el pueblo en que nace ese caldo, apreciando el suelo y el clima que le dan su ser, su carácter y calidad diferenciadoras, esa vuelta al origen que evita que nos perdamos.

Es  2022, el año de los pequeños pero grandes productores, viñateros, artesanos de la viña, que elaboran vinos de parcela con identidad y personalidad propia, más allá de la geografía.

La recuperación de variedades de uva locales y la puesta en valor de prácticas vitícolas olvidadas que logran vinos de proximidad están más de moda que nunca.

Rosados con personalidad

El rosado ha crecido, los claretes  vuelven a emerger con prestancia y dignidad, los vinos de La Provenza nos han enseñado las nuevas maneras con mayor carácter del mundo rosa.

Esos rosados serios y complejos, más alejados del color brillante y del sabor dulzón de las chucherías de fresa, que muestran una extraordinaria calidad a través del mayor protagonismo concedido a las uvas, a la vinificación y a la crianza en barrica, los rosados de guarda, ¡vaya! ¡vaya!

Tintos con menos madera

Para mayor y más fácil entendimiento de los tintos por parte de todos con perfiles de mayor frescura, redondos, bebibles, con crianzas largas en las que intervienen otros materiales y no sólo la barrica (cerámica, inox), vinos en los que la madera está menos presente, más sutil y delicada, con variedades futuribles, de maduración tardía muy adaptadas al cambio climático.

Vino en lata, la nueva normalidad que todavía sorprende

El año 2021 fue un año de avance técnico y de ventas del vino en lata (Wine Intelligence) tendencia que continúa en este 2022, en que deberá mejorar contenido, imagen, costes y responsabilidad medio ambiental y social. Fácil de transportar y de consumir (en cualquier momento y lugar), su diseño es capaz de atraer a un público más joven, una auténtica puerta de entrada a nuevas ideas en esta década en la que nos hallamos metidos. Productos con poco alcohol, una bebida espumosa a pase de vino.

Los modos de consumo en lo que nos queda del 2022

Más hogareños, exigentes y selectivos. Vivir hacia adentro y el presente, buscando lo pequeño y sencillo (el mejor pan y un fin de semana a los paraísos cercanos), pero también hacia afuera con destinos lejanos, ese yo dividido, con mayor introspección, más hogareños y menos sociales, en busca de un ocio más intimista centrado en el beneficio personal construido desde el hogar, en un presente en el que el protagonista es el yo al cubo, con una intimidad con pantalla y en casa, plataforma va y plataforma viene, para elegir el ocio como picaflores, saltando de flor en flor, cuál audiencia volátil.

El bienestar como refugio, el más asequible de los lujos

En la intimidad con la pantalla, con las redes sociales, con las plataformas con vídeo (TikTok, Instagram o Twitch) pese a la fatiga de decisión ante Netflix y de influencers ante los stories o el feed, surgen los llamados genuino influencers los que no quieren vender nada, sino compartir y educar sin excesiva producción.

Los viajes

Viajar cerca, fácil, en coche con la maleta pertrecha de ilusiones, hacia Portugal y Francia países con gran disciplina vacunal, en hoteles pequeños y agradables. A otros les da por lugares remotos y virginales y con autenticidad, en los que asoma el glamour.

Las compradoras

El poder de compra de la mujer ha crecido enormemente en términos de influencia, impacto social y monetario (Industry Insights on Evolving Luxury Consumer Behaviour. Business of Fashion) compran en tiendas de mujeres (Danish Reveal) DANISH REVEAL – El destino nórdico de moda y estilo de vida un nuevo lujo que tiene principios y sostenibilidad que se revela como muy importante. (Vestiaire Collective, Good Karma, Vinted). Otros modelos de negocio potencial son el alquiler como Borow (española) o Cocoon (inglesa).

El llamado pre order en que sólo se produce lo que está vendido, comprando con solo ver, probar y encargar y con servicios de reventa (Harvey). Una sostenibilidad que produce en condiciones dignas evitando la compra ansiosa que evita el derroche.

La palmadita recompensante

El bienestar como refugio, pasatiempo es el más asequible de los lujos. Una ducha con una buena lubricación de la piel y ese ritual de limpieza son y han sido el escape del no poder escapar. Hermés lanza su colección de maquillaje, labiales y  Les Mains en 2020. Guerlain insiste en la sostenibilidad e ingredientes naturales como prioridad. Dior, por su parte, en la conexión emocional, el story proving con un público más informado y radical en su cuidado personal. Nos cuesta relajarnos más, pero con su logro el disfrute es mayor (The Beauty Concept).

El ejercicio físico para mantener la cordura

Un mayor interés hacia la meditación, el yoga, el ejercicio físico, la alimentación saludable, las charlas,  podcasts y los libros de desarrollo personal. El lujo es estar sanos.

Algo de historia, como siempre…

Los romanos distinguían entre otium negotium (tiempo libre para hacer lo que se quiera) y otium otiosum (tiempo libre sin hacer nada). El sofá y la casa, cuidando el nido y el hogar como lugar de encuentros sociales, a la luz de las velas, galerías de arte online (Gunter Gallery), visitas a los grandes museos, exposición sobre Picasso en la Cité du vin en Burdeos.

Pablo Picasso. Pichet español, 1954.

Museo Magnelli, Vallauris. © François Fernandez / Musée Magnelli, musée de la céramique, Vallauris © Succession Picasso 2022

La casa como restaurante

Y la calle como territorio natural del ocio, el gusto por comer y beber mientras se pueda, eso sí, de forma más saludable y sostenible, siendo el producto cada vez más, el rey, el veganismo llegó para quedarse. Unos irán a estos restaurantes por motivos de salud o/y de medio ambiente, pero la mayoría lo hará porque estarán de moda y porque ya nada es solo comida.

La música

Para los más jóvenes, ruido y sudor. En el 2021 las artes escénicas cayeron un 70% en número de espectadores. Si bien la música grabada subió, el soporte digital aumentó un 15,67%. Calle, gente, podcasts.

El repunte de la lectura

Un 25% en 2020, ya era hora…

La falta de metas, el origen de buena parte del malestar que nos rodea

Las nuevas tendencias en el consumo del vino

En el mundo del vino es necesario que se desarrolle un marco de juego que permita participar tanto a las empresas grandes como a las pequeñas. El cierre de la hostelería y el cambio de hábitos en la etapa pandémica provocó una caída del 18% en la facturación de ventas, siendo en la hostelería de un 40%, habiendo las exportaciones aguantado el tipo con una bajada del 7% por ventas a terceros países a través de los canales digitales.

Previsiones de futuro y nuevos retos

Un reto clave es la interacción más directa del sector del vino con el consumidor, el cuál quiere saber más sobre el producto, su elaboración y el tipo de vino, lo cual conlleva la necesidad de digitalizar a las empresas, reto y oportunidad.

A medio plazo, la sostenibilidad del vino, disminuyendo su impacto medioambiental (rechazo de marcas en el extranjero de aquellas empresas que no cumplen con ello).

Los consumidores han cambiado, han descubierto el consumo en el hogar con la familia y los amigos, y pese a superar la pandemia esta será una tendencia que se mantendrá, siendo muy positiva para el sector a medio y largo plazo.

El futuro para las empresas del sector en un futuro cercano es fomentar el consumo moderado y habitual del vino para normalizar su consumo (un ejemplo: martes por la noche con un plato de pasta). Un cambio de hábito sumamente positivo que si sabe gestionar desde la industria del vino marcará una diferencia respecto a la relación actual que se mantiene con el consumidor.

Unos retos que vienen de la mano de las nuevas tendencias de consumo: nuevos espacios, productos naturales, sostenibles y saludables así como la digitalización como vía de contacto directo con los consumidores.

  • Las bodegas pequeñas y medianas pondrán el foco en el consumidor a través de los medios digitales, determinando su supervivencia a medio plazo.
  • Las bodegas grandes deberán potenciar y construir con más detalle sus marcas aportando mayor garantía al consumidor cuando elija el producto

Marketing, comunicación y responsabilidad social corporativa

 Momento clave para cambiar paradigmas y alcanzar nuevos públicos rentabilizando el consumo hogareño. También desmitificar la complejidad en torno al vino, eliminando capas de complejidad y potenciar lo fundamental, lo compartido y el ocio, con códigos distintos para los que peinan 19 y 30 años, muy distintos a los de sus padres y abuelos.

Un largo camino en materia de comunicación y marketing para la gestión de marcas de productos españoles excelentes, con magníficas bodegas, una relación calidad/precio imbatible y una apuesta clara para situar al consumidor en el centro.

Debemos evitar poner el foco de la marca general en el precio del vino

Cabe recordar lo que decía mi madre, “El que por poco se vende, por menos lo compran”. Elaboramos vinos de gran calidad y a mejores precios que los extranjeros, pero estos pueden invertir más que nosotros en la construcción de la marca. Debemos romper este círculo vicioso: precios bajos > menos recursos para construir marca> percepción por el consumidor de menor calidad por no invertir en imagen. Debemos dar la visibilidad que le corresponde a la calidad de nuestros productos. Más ambición y recursos para ser más competitivos.

El concepto marca-país es fundamental debiendo invertir en ellos, para mejorar la interacción con los consumidores de terceros países desde un posicionamiento que vá más allá del propio producto. Por ejemplo, nuestra gran gastronomía que es sumamente valorada y con una imagen muy potente. Nuestra red HORECA  debiera generar y fomentar el impacto directo de nuestra marca como país.

El turismo es otro momento de la verdad para mostrar nuestra calidad de vida y gastronomía.

El enoturismo

En crecimiento exponencial, es una vía para construir una marca y una oferta de valor real, que deberá hacerse más asequible y profesional.

Con 4.600 bodegas, en una atomización sectorial, con recursos escasos, deben trabajar unidas, para ser más fuertes, llegando al consumidor mediante la transformación digital, la intermediación e interacción institucional fomentando una producción y consumo sostenibles.

zeena

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.