MITOS Y VERDADES QUE RODEAN A LA CERVEZA

La camarera de Edouard Monet
La camarera de Edouard Monet

En los momentos de solaz, tras una jornada laboral intensa y con el vértigo que provoca la acelerada vida social, la cerveza, bebida fermentada y malteada, aparece en la escena de la vida cotidiana para sofocar el ardor diario.

 Hoy, desde decataencata.com os aportamos algunos matices esclarecedores sobre ella.

¿La cerveza es saludable realmente? ¿Engorda? ¿Hay que consumirla fresca obligadamente?

 Veamos. Elisabeth Pierre es una experta en cultura e historia de la cerveza que os invita a degustar su “mousse” (cosecha).

¿ Engorda ?

 Falso. No engorda si se consume moderadamente. Sus componentes son: agua en un 90 a 95%, cereales, glúcidos, sales minerales, vitaminas y alcohol.

En comparación con otras bebidas alcohólicas, la cantidad de alcohol, siendo igual a otras parecidas y con el mismo contenido alcohólico, la cerveza es menos calórica que el vino, por ejemplo.

Tras varios estudios científicos llevados a cabo sobre población consumidora de cerveza femenina y masculina, acompañando a la comida, los investigadores no constataron un incremento significativo de peso.

La cerveza es más nutritiva que el agua y permite que la ingesta sea menos cuantiosa. Por tanto, ni se gana ni se pierde peso corporal. La cerveza no hincha la barriga, no provoca vientre cervecero, pero la alimentación que acompaña sí, los cacahuetes, la charcutería, la comida con grasas saturadas, evidentemente sí. Si la cerveza contiene un alto % de alcohol, también el aporte calórico será mayor.

¿ Favorece la lactancia materna?

Cierto. La cerveza fresca incentiva la producción láctea de la madre. Pero aquí hablamos de cerveza sin alcohol.

Originalmente era una creencia popular, que se constataba en la prensa escrita de los años 1950, en la que se podía observar a madres dando de lactar a sus hijos a la par que bebían cerveza.

El Beta Glucano, es un componente de la malta, que estimula la producción de leche.

¿ Siempre se consume muy fresca ?

 Verdadero y falso. Una cerveza muy fresca es idónea para tomar los aperitivos de verano. De forma general y, más si se trata de una cerveza negra, se toma fresca. De este modo muestra perfiles aromáticos más ricos y complejos, que pueden verse alterados si se bebe excesivamente fría. Las cervezas rubias de trigo, claras y ligeras, se degustan frescas.

¿ Embriaga ?

 Verdadero y falso. Un vaso de agua fría es nuestro mejor aliado en caso de tener sed intensa, pero es menos festivo.

Sólo algunas cervezas embriagan. Las cervezas con bajo grado alcohólico, malteadas y poco dulces difícilmente llegan a embriagar. También depende, en pura lógica, de la cantidad que se ingiera.

La sin alcohol contiene alcohol

Cierto, pero… con control legal. Una cerveza se considera sin alcohol, por debajo de 1,2º de alcohol. A efectos prácticos, estas cervezas contienen menos 0,5º de alcohol, pero cada vez más, los maestros cerveceros elaboran cervezas con un 0.0% de alcohol y con un excelente sabor a malta.

Es buena tras realizar una sesión deportiva

Cierto. Puede parecer una herejía tomar una cerveza tras realizar un esfuerzo físico, dado que tras la práctica deportiva la cerveza puede embriagar brevemente. Los estudios confirman que la cerveza rehidrata más rápidamente el organismo que el agua, gracias a los nutrientes y a las sales minerales que contiene. Muchos ciclistas y deportistas la beben. Una vez más hablamos aquí de cervezas con poco contenido alcohólico o sin alcohol.

Da brillo y vigor al cabello

 Cierto. Ocasionalmente puede lavarse el cabello y el cuero cabelludo con cervezas de cebada o de trigo sin filtrar y re fermentadas con levaduras, tales como las cervezas artesanales de tipo regional. Pero también son más prácticas las cápsulas de levadura de cerveza que fortalecen las uñas. Super Bock produce cápsulas blandas de gelatina de cerveza en el norte luso. Hay que recordar que las vitaminas del grupo B favorecen la salud de las mucosas y de la piel y sus anejos en general.

Favorece la conciliación del sueño

 Cierto. Desde la Edad Media, el lúpulo es conocido por sus propiedades calmantes y antisépticas. Ello se debe al descubrimiento de Hildegarde de Bingen (siglo XII), botánica y abadesa benedictina en Alemania.

Es en parte gracias a sus recomendaciones, el desarrollo por parte de los monjes, de la cultura del lúpulo, el que los maestros cerveceros lo asocian al proceso de elaboración de la cerveza.

Ayuda a fortalecer los huesos

 Cierto. Contiene ingredientes del etanol, que influyen favorablemente en la conservación de la masa ósea. También el silicio, un oligoelemento presente en la mayor parte de los tejidos óseos, orgánicos y conjuntivos nos protegen de la disminución de la masa ósea.

Favorece la función renal

 Cierto. Es diurética como lo demuestra el pronto viaje al baño una vez hemos vaciado la copa de cerveza. Favorece también la eliminación de toxinas por parte del organismo.

Pero, recuerda que como todas las bebidas alcohólicas, la cerveza debe consumirse con moderación. Beer moderation.

Lecturas aconsejadas

tienda de bebidas La Atlántica 

Tienda de bebidas La Atlántica

Rúa da Algalia de Arriba, 43. 15704 Santiago de Compostela. A Coruña.

981 570 372

Horarios y servicios variables

¿As Marias tomaban cerveja?

Outras birrerías en Compostela

Galopín Cantina. Beer & Wine

Rúa de Fernando III O Santo, 1, 15701, Santiago de Compostela (A Coruña)

Dos Eles

da Angustia, 4, 15703, Santiago de Compostela (A Coruña)

MUSICANDO

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.