MIKIS

Mikis Theodorakis

El músico y compositor Mikis Theodorakis, autor de la música de Zorba el griego, se fué el 2 de septiembre de 2021 en Atenas, con  96 años de vida.  Foto de 1995 en París AFP/Pierre Verdy

Enlaces relacionados :

Símbolo de la resistencia a la dictadura de los coroneles en Grecia (1967-71), compositor de la banda musical de Zorba el Griego, sería en palabras definitorias de José Luis Sampedro, un vividor en la mejor de las definiciones de sí mismo, vivió la vida con corazón y alma de artista entre la creación y el universo vital.

Su cara, su mirada, su cuerpo, su cabellera legendaria y sus ojos escrutadores eran el fiel reflejo de la fiereza y de su infatigable sentido de lucha, sin duda será esa, la eterna imagen que hemos heredado junto a su camisa negra cretense.

La Ministra de Cultura de Grecia, Lina Mendoni, ha manifestado que: “Hoy hemos perdido una parte del alma de Grecia”. Por otro lado, la Presidenta de Grecia, Ekaterini Sakellaropoulou, ha expresado que “es una pérdida inestimable de nuestra cultura musical”.

Vivió en Galata, cerca de Chania en Creta en donde nació su padre.

Mijalis Theodorakis, Mikis, nació en la isla de Quíos en 1925*.

Enlaces relacionados :

Estudió en varias ciudades dado que su padre al ser funcionario debía trasladarse a distintos destinos. Inició sus estudios musicales en el Conservatorio de Atenas entre 1943 y 1950. Su patria era Creta de donde provenía la familia de su padre, en donde dirigió la Escuela Musical de Jania y fundó su primera orquesta.

En 1954 ingresó en el Conservatorio de París, estudiando análisis musical con Olivier Messiaen y dirección de orquesta con Eugène Bigot, comenzando a escribir sus obras sinfónicas, conciertos y música para ballet.

Sus obras más conocidas están basadas en poesías griegas y en poemas de Pablo Neruda (como su Canto general) y García Lorca (en su obra Lorca, basada en el Romancero Gitano). Muchas de sus composiciones fueron himnos de la izquierda internacional. Sus sinfonías y música para películas conquistó al público en general, en especial Zorba el  griego, éxito internacional que yo todavía vi y escuché con pantalones cortos y en compañía de mis padres.

Muchas de sus canciones fueron interpretadas por Édith Piaf, Shirley Bassey e incluso los Beatles.

Otras composiciones exitosas  fueron las de la película Z de Kosta-Gavras (premio BAFTA), o para Fedra (1962 y Serpico (1972) para la que fue nominado para un Grammy en 1975.

Figura clave en la historia musical griega con composiciones tales como Trilogía de Mauthausen, basadas en los poemas del autor griego Iakovos Kambanelis.

Numerosas obras sinfónicas, rapsodias, música de cámara (las Siete danzas griegas), oratorios, cantatas, música de ballet, óperas, tragedias, películas, libros sobre música griega, política, artes, dirección de orquesta e intérprete de diversos instrumentos jalonan su rica y maravillosa vida creativa y humana.

Valga este recuerdo para rendir nuestro humilde homenaje a este enorme artista, que ya es de todos y, recordando que su militancia izquierdista le proporcionó detención y tortura en los períodos oscuros de la reciente historia Helena, sufriendo en carne propia las consecuencias del totalitarismo, el forzoso y doliente exilio. Diputado de partidos absolutamente opuestos (comunista KKE y el conservador Nueva Democracia), ministro del gobierno del actual primer ministro Kyriakos Mitsotakis. Fue propuesto para el Premio Nobel de la Paz.

Mi corazón y mi espíritu se quedó prendado con la banda sonora de la película Zorba, el griego, dirigida y montada por Michael Cacoyannis, basada en la novela Vida y aventuras de Alexis Zorbas, de Nikos Kazantakis, logrando elevar la música popular griega al universo creativo. Otras creaciones no menores son las bandas sonoras para las películas Z y Estado de Sitio del director también griego, Costas Gavras, o Sérpico del estadounidense Sidney Lumet.

En su riquísima creación se distinguen tres etapas principales: la primera, entre 1937 y 1960 en la que compone música sinfónica y de cámara, la segunda, que transcurre entre 1960 y 1980 en la que combina la sinfonía orquestal con instrumentos folclóricos creando nuevas formas basadas en la voz y, la tercera, a partir de 1981 en la que retorna a las formas sinfónicas y se adentra en la ópera. En lo que al mundo hispano toca, recordar la composición del Canto General del poeta chileno Pablo Neruda y su recuerdo a Lorca sobre el Romancero Gitano.

Comenta Zorba: “para vivir, hace falta una pizquita de locura”.

μπουζούκι

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.