VERDURAS Y VINO, MARIDAJE DIFÍCIL

verduras

En plena era del famoso slogan de “5 frutas y hortalizas por día”, en donde sus beneficios para la salud son incuestionables, vamos a intentar en este artículo dar respuesta a la pregunta de ¿si el vino puede acompañar a las verduras y hortalizas?

Cada vez son más y más los artículos y publicaciones científicas que reconocen las enormes virtudes y lo saludable que es comer verduras y hortalizas, por el aporte nutritivo y vitamínico de las mismas incluyendo a las legumbres. Vamos a revisar brevemente su equilibrio con el vino.

Verduras

Si bien no es cuestión fácil maridar las verduras con el vino, tampoco es imposible. Para los vegetarianos y a los que les gusta la verdura a continuación os damos algunas ideas respecto a este matrimonio difícil. El vino y la vinagreta no es una pareja bien avenida. El vinagre es un auténtico enemigo del vino. Por tanto hay que priorizar salsas muy dulces o azucarar ligeramente las verduras. Por ejemplo una ensalada con queso de cabra caliente sazonada con una vinagreta a la miel y mostaza, que casa perfectamente con un chardonnay (del Jura o de la Borgoña) si nos hallamos en Francia, o un Viñas del Vero, D.O. Somontano (7€), chardonnay 100%. O un Blanco Reserva de Bodegas Castillo de Monjardín, D.O. Navarra, 12,50€.

Un muscadet para las verduras crocant (crujientes)

El carácter crujiente de las cebollas o el del apio pelado, la ligera acidez de los tomates, el toque delicadamente acuoso del pepino y de los pepinillos, requieren de la compañía de un vino blanco, fresco y ligeramente afrutado y con acidez. Los vinos del valle del Loira presentan esa vivacidad y aromática requerida así como una excelente relación calidad/precio con lo que el maridaje está más que asegurado con el apio, el tomate el queso feta… En suelo patrio, elegimos El Lagar de Isilla, un verdejo del 2018, 13% vol, un vallisoletano de Matapozuelos, D.O. Rueda.

Un rosado provenzal para los entrantes de verano

La canícula del verano solicita un Rosé Côtes de Provence, con aromas a frutos rojos crujientes, cítricos y de melocotón, para acompañar entrantes fríos o platos con verduras. Un tartar de tomates, una ensalada con cebolla cortada y apio pueden ser grandes compañeros. 

En casa, un Carratraviesa, rosado, Selección 2018, 13,7% vol, un Cigales, con una relación calidad/precio imbatible, excelente compañero.

Enlaces relacionados:

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.