LA SANGRÍA, EL AMOR DEL VERANO

jarras de sangría

 

 La sangría es una bebida alcohólica preparada originaria de España y Portugal. Aunque existen multitud de recetas, generalmente consiste en vino, trozos de fruta, gaseosa, algún licor y azúcar.

Se trata de una de las bebidas más populares de la gastronomía española y comúnmente se sirve en bares, restaurantes, chiringuitos y festivales de todo el país. También es la bebida española con mayor proyección internacional.​

Aunque no se considera un cóctel como tal,​ cumple con todos los requisitos para serlo, pues es una mezcla de bebidas alcohólicas y sin alcohol. Sin embargo, la IBA no lo reconoce como cóctel, puesto que, a diferencia de un cóctel común, no fue creado por un bartender y no posee una receta específica, sino que nació en los hogares españoles y existen multitud de variantes. Por ejemplo, en Asturias suele usarse sidra en vez de vino tinto. También hay versiones con vino blanco1​ (llamada «sangría blanca»​) e incluso con espumosos como el cava o champán. Además del vino, se suele agregar un segundo tipo de bebida alcohólica, que suele ser algún licor como brandy de Jerez, triple sec Cointreau, vermú Martini, licor de manzana… etc.

El reglamento n.º 251/2014 de la Unión Europea regula que solo los productores de España y Portugal pueden denominar «sangría/sangría» a su producto, mientras que los países ajenos usarán «bebida aromatizada a base de vino» (aunque también podrán usar la denominación «sangría/sangría» como complemento). La sangría, sin embargo, también tiene mucha tradición en Perú, Uruguay, Venezuela y Ecuador.

Los turistas son los que más la demandan sobre todo cuando el calor aprieta, con la jarra descansando sobre la mesa, sudando, en este tórrido julio y agosto, con tropezones de frutas y hielos que se bañan en su interior, cuál piscina de vino y zumo. Un amor de verano, efímero y si te pasas, ¡cuidado con el dolor de cabeza! En la comida, la merienda y la cena, sin receta única, puede domesticarse en casa, con vino o cava, con frutas carnosas, azúcar y hielo, trucos y rituales al gusto, marcando diferencias.

Los ingredientes de la sangría

2 o 3 cucharadas soperas de azúcar, melocotón, naranja, hielo, si quieres más alcohol y calorías, un chorrito de Cointreau.

Si prefieres una sangría blanca: una botella de vino blanco,, un litro de zumo de limón (o de limonada), 2 o 3 cucharadas soperas de azúcar, melocotón y naranja, hielo y un chorrito de Cointreau, a todo lo anterior, añadir canela y dejar reposar para que se macere la fruta con todos los ingredientes.

Las buenas sangrías embotelladas

Cabecita Loca, totalmente artesanal. Binomio Vinos (Barbastro – Huesca), única sangría certificada como artesana por una institución pública.

Enlaces relacionados :

Elaborada con vino de calidad (crianza en barricas de roble francés), mosto de uva en sustitución del azúcar, zumos de naranja y limón mediterráneos, canela en rama de Sri Lanka y vainas de vainilla de Papúa Nueva Guinea, sin añadir aromas concentrados, sin filtrar para mantener intactas sus cualidades organolépticas, que hace que contenga partes sólidas de la pulpa de los cítricos y del mosto. 8,5 % vol. 11,80 €.

Carmines, sangría premium de burbuja fina, tinta o blanca, de Bodegas Valdepablo

Enlaces relacionados :

Otras opciones estivales

Además de las sangrías, los vermús también son muy demandados en este largo y cálido verano, desde decataencata.com os participamos uno de ese Teruel que también existe, Gaire*, de color caoba, con aroma a fruta madura, a hierbas silvestres, floral y expresivo que en boca resulta sabroso, especiado, laro y persistente. Con un ataque suave, de paladar fino, las diversas maceraciones de hierbas en que predomina el ajenjo y el tomillo, con ligeras y destacadas notas de naranja y canela. A 33,78 €, dos botellas. Una fórmula más que centenaria que incluye vino tinto mezclado con azúcar que se filtra y transcurrida una semana, se embotella. Se toma a lo clásico, con hielo y aceituna. Resulta excelente en cocktelería.

Enlaces relacionados :

Para los que prefieran un vino dulce, el Marigüena de Viñas del Vero, tinto o blanco, bajo la protección de la diosa Marigüena que habita el Pirineo aragonés, esa diosa buena que protege a la sabia la naturaleza y escucha y ayuda a quien lo necesite, transmitiendo seguridad, buenas vibraciones y optimismo, como estos vinos del Somontano, o como dice mi sobrino Bruno, del Somontuno, absolutamente inspiradores. “Con burbujita fina para jóvenes deseosos de aventura”, con aroma a naturaleza, mágica y fresca, para tomar en esos “tardeos”, con el aperitivo, con la barbacoa, la plancha o con lo que te dé la gana, sirviéndose entre 3-4º C. 7,71€.

Enlaces relacionados :

Para los amantes de los rosados con aguja, Alquézar es una excelente opción, elaborado con cabernet sauvignon y con tempranillo, de Bodegas Pirineos, con 13 % vol, a 5,60 €, rojo picota, limpidez, claridad y brillantez a la vista. Aromas a fruta roja madura (fresa), florales y mentolados. Suave, intenso, “encorpado”, buena acidez, “crocante” y guardando equilibrio. Servir a 8º C. Acompañando a arroces, risottos, escalibadas y comida italiana (pasta y pizza). Buena elección.

Rozzulo, de Bodegas Aragonesas Perçebal, San Valero, con garnacha y merlot de características semejantes con 11,5 % vol.

Enlaces relacionados :

Así como Valdovinos, con su Canfranero rosado, 100 % cabernet sauvignon.

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.