La Rioja se siente agraviada

La Rioja se siente agraviada

Viñedo en Ventosa La Rioja

Las encuestas del CIS indican que el 26,3% de los ciudadanos de La Rioja se siente únicamente español. Frente a estos el 4,8% que se identifica más como riojano. El resto asume a la perfección ambos gentilicios.

El día 15 de junio del año en curso el Rey emérito Don Juan Carlos acompañado de la Infanta Elena y la ministra Tejerina, inauguró las nuevas instalaciones de la bodega Macán. En ella se elabora el vino Vega Sicilia en La Rioja Alavesa, a tan sólo 27 kilómetros de Logroño.

Identidad riojana

La tesis doctoral sobre la identidad riojana realizada por Sergio Andrés cabello, explica que el sentimiento que manifiestan los integrantes de las identidades colectivas tienen un importante componente subjetivo. También se construyen universos simbólicos e imaginarios colectivos con los elementos de esa identidad. La Rioja se ha basado en ese proceso en el mito de este territorio como cruce de caminos. También los orígenes de la lengua castellana en San Millán de La Cogolla o en el vino. Este  último alcanza también una dimensión interesante por su vinculación con un nombre, el peso en la cultura y las tradiciones de la región, especialmente en el Valle del Ebro, y su importancia en los diferentes sectores económicos.

Los miembros de la cuadrilla que despuntan las vides no parecen percatarse de la importancia que para la identidad tienen los viñedos en los que trabajan. Tampoco se dan cuenta las personas que visitan el monasterio de Suso en San Millán de la Cogolla. Allí reposan los restos de la reina Toda de Navarra junto a los sarcófagos de los Infantes de Lara. A los prescriptores identitarios, a los voceros de la plurinacionalidad se les suele olvidar que en San Millán no sólo data documentalmente el nacimiento del castellano sino las primeras anotaciones en euskera.

La Denominación de Origen

En cuanto a la identificación de la región con la Denominación de Origen La Rioja, el registro data de una real orden de 1902.

Andrés Cabello invoca a  los comienzos de la Transición en que la región era aún conocida como provincia de Logroño (siguiendo la división territorial que hizo Cea Bermúdez en 1833). Aún así nunca se perdió la denominación de La Rioja. Incluso en 1883 cuando el alcalde de Haro firmó la Constitución Republicana Federal del Estado Riojano, que nunca llegó a ponerse en práctica. Otra de las veleidades plurinacionales. La conciencia riojana surgió ligada a la España autonómica, por la negativa a integrarse con castilla-León o al País Vasco junto a Navarra. Estas posibilidades, pese a barajarse con cierta ligereza durante la transición, no tuvieron lugar. Una de las críticas a las que se refiere Andrés Cabello es que se otorgara autonomía a una serie de territorios sin una identidad clara, o sin una historia que legitimara la reivindicación, este proceso se convirtió en la demanda del autogobierno que culminó  en el inicio del proceso autonómico en 1979 y la aprobación del Estatuto en 1982.

Conclusiones

Andrés Cabello concluye que el debate sobre las identidades colectivas, especialmente en el caso de España va a estar abierto siempre. Las identidades colectivas, además son construcciones sociales que van cambiando por mucho que se quieran mostrar como inmutables. La Rioja de 2017 no es la misma que la de 1976, como tampoco su identidad, marcada por su institucionalización política en 1982.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.