LA REGATA SOLITAIRE LLEGÓ A LA RÍA DE MUROS Y NOIA EN SEPTIEMBRE

Ría de Muros y Noia.PNG

En azúl la Ría de Muros y Noia (A Coruña).De Fobos92Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

La regata más dura del mundo llegó a Porto Sin en septiembre de 2018.

36 embarcaciones tocaron puerto el 5 de septiembre del año en curso tras completar más de 900 kilómetros de singladura desde Francia.

Solitaire Urgo

Una embarcación, un patrón y cientos de millas hasta llegar a la meta, este es el resumen de una de las más duras regatas del panorama de la navegación deportiva mundial.   

La Solitaire Urgo alcanzó su 49 edición visitando el pasado mes de septiembre la ría de Muros y Noia, concretamente Portosín, a donde arribaron casi medio centenar de embarcaciones.

Competición de relevancia mundial, con 500 millas de recorrido a través de un mar bravo donde los haya.

Con sus cuatro etapas, Portosín es el punto final de la segunda y la partida de la tercera. La primera jornada, de 570 millas naúticas, discurrió desde Le Havre hasta Saint-Brieuc. Todos los participantes pilotando un Beneteau. El factor “máquina” es cero, el humano el 100%” en palabras del comodoro del Club Naútico de Portosín, Fernando González. El 2 de septiembre partieron a las 14.00 horas PM desde la costa gala, para completar una singladura de más de 500 millas naúticas, unos 1.000 kilómetros, atravesando el nada fácil Golfo de Vizcaya.

Durante 3 días navegaron hasta llegar  a la hermosa ría de Muros y Noia, donde descansaron durante otros 3 días, antes de hacerse nuevamente a la mar. El contingente de personas que acompañan a los participantes, familiares y miembros de equipos y de prensa internacional, es de un centenar.

Tras superar el mediodía del día 8 de septiembre partieron hasta la localidad de Saint Gilles Croix de Vie, donde se hallan los astilleros Beneteau, en donde se clausurará la competición, exactamente el día 13 con una postrera etapa de 165 millas.

El director de la regata, Mathieu Sarrot, para resaltar la dureza de la prueba que las 1.000 millas a recorrer supone dormir tan solo una hora al día, en el que cada decisión es determinante.

Sin duda otro “chemin de Saint Jacques”, que pone en el mapa naútico mundial a la Galicia marinera, terra meiga, con identidad propia, situada al noroeste de la península ibérica, comunidad histórica, abierta a la navegación, siendo la ría de Muros y Noia la más septentrional de las rías Baixas, que cuenta con un magnífico y hermoso paisaje pleno de playas y montes, con un marisco excepcional, fruto de la presencia de un excelente fitoplancton, y que unos maravillosos caldos de la misma Denominación de Origen acompañan deleitando los mejores paladares.

Con su historia milenaria y la entrañable acogida humana, esta regata se distingue de otras cuya arribada tiene lugar en grandes puertos habituados a los grandes eventos deportivos, la Solitaire es un acontecimiento deportivo de primera línea, cuya esencia es la autenticidad y la esencia del deporte naútico.

Portosin también acogió el Campeonato del Mundo de Platu 25 en el año 2013. En ella se han formado grandes campeones de la navegación deportiva como es el caso de Iago López Marra, campeón del mundo de 49er.

La ría de Muros y Noia ha escapado de los grandes circuitos turísticos, logrando conservar su propia personalidad, evitando que la ría/estuario se cementizara como el resto de las costas peninsulares. El estuario del río Tambre es por tanto un secreto de playas y paisajes naturales y habitantes tranquilos y apacibles.

La orilla sur de la ría

Con 250 amarres, 50 se reservan para los navegantes y su pasaje. A lo largo de la costa hacia el sudoeste y durante 10 km, da la sensación de atrasar en el túnel del tiempo. Tras una caminata de unos 15 minutos aproximadamente, se descubre la joya que enfila cara al Atlántico, el castro de Baroña, ruinas fortificadas magníficas de 2.000 años de antigüedad que afirman las raíces celtas de esta comunidad.

Castro de Baroña, vista desde arriba.JPG
Castro de Baroña

De JorjumTrabajo propio, CC BY-SA 4.0, Enlace

Noia y O Freixo: el fondo de la ría

 Ascendiendo hacia el norte, pasamos de la Antigüedad a la Edad media. Noia en gallego (Noya en castellano) se trata de una pequeña población medieval muy apreciada por los que la visitan. Existen visitas guiadas organizadas por la Oficina de Turismo del Concello (2€, deducibles en los restaurantes que participan de forma mancomunada con La Solitaire, de 10 a 15 horas, permiten visitar los más hermosos atractivos de la misma, tales como las lápidas de Santa María A Nova, personalizadas y grabadas con símbolos. Se completa el circuito con una visita a los molinos (muiños), al lado del puente de San Lázaro.

El puerto de Freixos, perteneciente al ayuntamiento de Outes, vale la pena desviarse y verlo. También puede realizarse un curso introductorio a la vela embarcando en el Joaquín Vieta, un balandro centenario.

Oficina de Turismo de Noia.: (+34) 981 82 41 69.

Centro Naútico de Freixo. Tel.: (+34) 616 32 40 98. www.outes.gal/es/centro-nautico

Joaquín Vieta. Tel.: (+34) 657 670 826 . www.joaquinvieta.com

 Muros y el norte de la cuenca

 La subasta, tiene lugar al mediodía en el mercado, en la lonja de Muros y los percebes pueden comprarse a 7 euros el kilo (no en estas épocas navideñas). Una miseria para esta bendición, considerado en España como un manjar.

El centro de Muros es encantador y se recorre enseguida. Todavía queda tiempo para ir a visitar el faro de Monte Louro, en la punta norte de la ría, desde el cual las vistas son magníficas.

Vamos a la playa (mejor en verano)

O enormes olas o calma chicha. Extensas playas aisladas y pequeñas lenguas de arena blanca a dos pasos del hotel. Se requieren varias semanas para poder explorarlas todas, si bien las más bellas y agradables son: al norte. la de carnota, inmensa y poco visitada, tras un recorrido a través de pasadizos de madera sobre un lecho verde de vegetación, llegamos al hórreo , granero tradicional, uno de los más grandes del mundo. A dos pasos del monte Louro, Area Maior, es una playa excelente para la práctica del surf, consta de escuela y práctica en el mar. En el interior de la bahía la playa de Broña está preservada a pesar de estar facilitado su acceso en medio de la belleza del paisaje. En la costa sur, la playa de Aguieira es sumamente agradable. Y, en el límite de la ría, la excelente playa das Furnas comparte su arena con las rocas afiladas. Auténtico paraíso surfero.

 Vamos a comer

Galicia profesa un auténtico culto al marisco en la mayor parte de las rías. La etiqueta “Km 0”, significa que el producto ha viajado menos de 100 km antes de hallarse en el plato. Los mejillones proceden de las cetáreas del Freixo, los berberechos probablemente recogidos cerca, las zamburiñas bien a la plancha o con salsa con vino blanco son una auténtica delicia del mar.

Nos hallamos en plenas Rías Bajas con su D.O.C de alto prestigio.

Para los amantes de la carne, la ternera gallega tiene renombre nacional bien merecido.

La mejor restauración se halla en los puertos del Freixo y de Portosín así como en el casco antiguo de Noia.

No debe olvidarse degustar la empanada gallega con masa hojaldrada, que se vende en el mercado. En Noia se prepara con berberechos y masa de harina de maíz.

 Hoja de ruta

 Para los visitantes franceses: procurar alquilar un coche para darse un garbeo por Santiago de Compostela. Vueling oferta vuelos muy asequibles y el traslado en coche desde Santiago hasta Noia dura unos 40 minutos. Desde Vigo, en Iberia, se tarda una hora y 10 minutos. Desde el aeropuerto de Porto, nos llevará unas 2 horas y 30 minutos aproximadamente, siendo una muy buena alternativa para los que partan desde Marsella, Lyon, Burdeos, Toulouse, Nantes, etc., siendo otra opción hacer escala en Madrid y volar hasta Santiago de Compostela (Iberia Exprés) o hasta La Coruña (a unos 40 minutos con coche).

 Dónde dormir

 Cerca de Outes, una corazonada nos lleva hasta las Cabañitas del bosque. Con el lujo de una suite de cinco estrellas, habitación, salón, cocina y baño, además de jacuzzi en la terraza, en una cabaña entre árboles a dos pasos de la playa, con 21 cabañas repartidas sobre cuatro emplazamientos, con accesibilidad para personas con movilidad reducida. 100% ecológico, con opción a cocina local.

Precio: desde 96 a 160€ la noche.

Tel.: (+34) 981 850 903. www.cabanitasdelbosque.com

Más asequible

 Hotel Noia, un tres estrellas moderno con 29 habitaciones, situado en el corazón del estuario, a dos pasos del casco antiguo. No te lo pierdas, es un amorcito.

Precio: a partir de 85€.

Tel.: (+34) 981 822 552 y www.hotelnoia.com

 La buena mesa

 Freixo: Ríos, frente al Joaquín Vieta, las zamburiñas al Rías Baixas, son inconmensurables. Precio: alrededor de 35€. Tel.: (+34) 981 76 51 20.

 Portosin, Bodegón O Pescador, directo, natural, propone sandwichs, marisco exquisito y un menú del día a 10€. Tel.: (+34) 981 76 68 21. Y justo enfrente encontramos el:

Casa do Tella e Rosalía, con un patio/jardín interior muy agradable. Cocina excelente.

Precio: alrededor de 35€. Tel.: (+34) 981 76 65 29 y www.casadotella.com

 En Noia: La Parra Taperia, Tapas y marisco. Precio: 20€. Tel.: (+34) 981 97 28 83.

O Forno, Este mesón apuesta por la tradición. Precio: 35€. Tel.: (+34) 981 82 16 04.

Oficina de turismo de Noia: Tel.: (+34) 981 82 41 69.

 

 

 

                                                                                                               

                                                                                       

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.