LA RECIENTE VISITA AL ALTO DOURO E TRÁS-OS-MONTES

Quinta do Pôpa
Quinta do Pôpa

Alto Douro

Durante 3 días del pasado marzo visitamos la vasta región del noreste luso de Trás-os-Montes e Alto Douro, con más rapidez de la deseada, para otear el año vinícola que nos viene encima y los que ya pasaron.

Távora-Varosa e Lafões quedan para otro  momento. La elección de Trás-os-Montes ha sido por querencia y recuerdo grato de mi suegro, visitante habitual de la UTAD (Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro), en calidad de figura mundial sobre el castaño, y a la que le unían lazos de amistad y vínculos investigadores.

Empezamos con Valle Pradinhos, con sus blancos distinguidos y peculiares. Atractivos y familiares en el Reino Unido (wine writers). Seleccionamos unas botellas de unos vinos de excepcional frescura y aromática, elaborados con Malvasía fina, Riesling y Gewürztraminer de Valle Pradinhos, un Porta Velha (2009), un “vin de soif”, fresco, floral, con pimienta blanca, elaborado con tinta roriz, tinta amarela y la ahora extinta touriga nacional. Valle Pradinhos

En la Quinta de Arcossó, elegimos alguna botella de vino elaborada con cercial, codega y arinto del productor Amílcar Salgado, puro perfume embotellado, frutoso y con la acidez típica y natural de los blancos de Trás-os-Montes. Quinta de Arcossó — VinIberia (viniberiaselections.com)

Descubrimos que Raúl Pérez, nuestro genio Berciano, es consultor de Romano Cunha, logrando el culmen de la calidad de Trás-os-Montes. Mário Romano, antaño vendía sus vinos a granel, vinifica actualmente con un sello de calidad, tras el envejecimiento en botella, con una viticultura presidida por el rigor, minimizando rendimientos, maximizando la concentración, podando hasta un kilogramo por cepa para tintos y tan apenas entre 300 y 500 gramos para los vinos blancos. Obtiene vinos maduros, sensuales, con esa fruta profunda en un neto equilibrio, hechos para envejecer. Catamos un deslumbrante tinto del 2008. El Bodega Romano Cunha en Transmontano (winedexer.com)

Raúl Pérez

Raúl Pérez

En una cata a la que asistimos como invitados, descubrí el Palácio dos Távoras Gold Edition 2016 de la Costa Boal Family Estates, un tinto, un ensamblaje con touriga nacional, baga y Alicante Bouschet con crianza en madera de roble, excelente ejemplo de un caldo extractivo de Trás-os-Montes. Otros vinos que nos han llamado la atención han sido los de la Arribas Wine Company y el de la Casa do Joanão, vinos que se podrían llamar field blend, frescos, con textura y muy característicos, también producto del ensamblaje multivarietal y con una personalidad propia que llama poderosamente la atención y bien los pudiera hacer tributarios de una sub-região.

Los vinos de Trás-os-Montes, son vinos de altura como pudimos comprobar al visitar los suelos pobres y rocosos de Casa do Joa que son la cuna de unos vinos en los que destaca la frescura y elegancia propia de los 1070 metros de altura en que se halla, cualidades que comparte con las otras tres subregiones de esta esquina del mundo mundial: Chaves, Valpaços y el Planalto Mirandés, que con sus amplitudes térmicas preserva la acidez natural (noches frías) y prolonga el período de maduración, logrando taninos finos en todos los caldos que catamos.

Continuamos hacia el Planalto Mirandés, en que la amplitud térmica se incrementa de forma notoria por mor de un clima más continental, con una variación entre el día y la noche de 30 a 0ºC respectivamente, en pleno mes de junio, hechos todos ellos, que animaron a levantar su bodega, Arribas Wine Company, a Frederico Machado y a Ricardo Alves, tanto es así que ambos sugieren, como comentaba antes, la creación de una sub-región vinícola que bien pudiera llamarse Arribas do Douro.

Enlaces relacionados :

Hay que recordar en este Planalto Mirandés, la presencia activa del joven viñatero portuense António Picôtes que conduce sus viejas viñas por estos lares al igual que otra joven parisina, Aline Domingues (Menina d’uva) que elabora vino en la aldea de su abuelo, que con sus 32 envidiables años es la habitante más joven de estos pagos.

António Boal, descendiente de varias generaciones de vinateros en Oporto, está haciendo futuro y vino en Trás-os-Montes. Con la consultoría de Paulo Nunes (Casa da Passarella) iniciada hace 5 años, Costa Boal, elabora ya 27 vinos diferentes, entre los que destacan elegantes ejemplares de tinta gorda y de Bastardo.

Sin duda, el futuro está en Trás-os-Montes. Costa Boal Family Estate ®

Esperando y deseando volver pronto.

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

La fotografía

ecomuseo submarino
Écomusée sous-marine/Service presse. Islas Lerins en Cannes (Francia)

Enlaces relacionados :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.