LA PENURIA DE GAS RUSO Y LA CERVEZA ALEMANA

El consumo de cerveza alemana en Alemania se ha disparado en el primer semestre tras el período pandémico por la Covid-19 pero la sombra amenazante del cese de aprovisionamiento del gas ruso planea sobre las cerveceras germanas que anuncian un paro productivo.

LA CERVEZA ALEMANA

Sin gas, los lineales de los supermercados quedarán vacíos, ha advertido recientemente la Federación de cerveceros de Alemania, muy dependientes de la energía fósil para su producción habitual.

La industria alimentaria, es tras la industria química, el sector mayoritariamente consumidor de gas en Alemania, utilizado desde la fase de malteado, primera etapa de la elaboración de esta bebida alcohólica fermentada. La cerveza alemana necesita el gas.

Tras el descenso drástico de su  consumo durante la crisis sanitaria, la demanda se ha acelerado: los alemanes bebieron unos 3,5 millardos de litros entre enero y junio lo cual supone un alza del 6,4 % en un año para la cerveza alemana. Sin embargo la exportación ha sufrido un descenso del 3,8 % de ventas del sector, según cifras del Instituto Estadístico Federal “Destatis”.

La amplitud del eco de este impacto energético no puede estimarse todavía.

¿ Estará el consumo de cerveza alemana en peligro ?

Muchas cerveceras ya han incrementado sus precios como reacción al alza de los costes de producción por la guerra en Ucrania.

Desde la invasión rusa, el precio de las materias primas, como el de los cereales al que hay que añadir el de la energía. Los elaboradores de las cerveceras también dependen del gas utilizado en la fabricación de botellas de vidrio.

La fotografía

cerveza alemana
Esperemos que el otoño sea pródigo en cerveza.  Adobe Stock/ADP

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.