Interpretar música genera cambios organizativos de las redes neuronales

Efectos de la música sobre la actividad cerebral

Los estímulos sensoriales que produce interpretar música mediante diversos instrumentos musicales y cantar profesionalmente incrementan la actividad cerebral en áreas tales como el córtex auditivo, la corteza somato sensorial y la motora. Estas áreas son esenciales para la ejecución instrumental y para la percepción musical. Así los músicos profesionales poseen incrementada la percepción de la información corporal (ínterocepción) comparativamente con personas sin ningún tipo de entrenamiento musical.

Otro tipo de sensibilidad

También se ha hallado en otros estudios que los músicos tienen aumentada la percepción a los estímulos dolorosos respecto a la población general. Es por ello por lo que cabe pensar que las regiones cerebrales implicadas en la detección e integración sensorial pueden estar experimentando cambios plásticos con la práctica continúa  con el instrumento musical debido al aumento de la conectividad funcional de la ínsula con otras regiones cerebrales. Debido a ello se generan los cambios organizativos de las redes neuronales anteriormente referidos.

Técnicas utilizadas

Todo este conocimiento se ha obtenido tras el estudio de la conectividad de esta región con otras áreas cerebrales. Para ello se ha utilizado la resonancia magnética funcional (RMF), técnica de imagen que mide los cambios metabólicos que tienen lugar en el cerebro.

Desarrollo del estudio

Los investigadores de la Universitat des Illes Balears (UIB), de la Ramón Llull y de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) han publicado hace poco en la revista Human Brain Mapping,. Tras recogerse en la plataforma Sinc, también compararon el cerebro de los músicos y de los no músicos. Observaron en los primeros que presentaban un incremento de la conectividad funcional de la ínsula con regiones relacionadas con la detección y el procesamiento de estímulos (corteza cingulada anterior), procesamiento de información y el control (córtex prefrontal), así como con el sistema de recompensa y procesamiento emocionales (corteza órbito-frontal).

Efectos a largo plazo

Otro descubrimiento realizado ha sido que los músicos con más experiencia tienen una mayor conectividad con regiones cerebrales básicas para la práctica musical. Tales regiones son entre otras la del procesamiento sensitivo-motor (corteza motora y somatosensorial primaria). También se ven afectadas las áreas del procesamiento auditivo y visual (corteza auditiva primaria y occipital).

Europa Press. Madrid. 08.08.017

Human Brain Mapping

Universitat des Illes Balears

Universitat Ramón Llull

Aarhus University (Danemark)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.