¿CÓMO IDENTIFICAR UN BUEN RESTAURANTE CON TAN SÓLO UNA OJEADA?

Comidas del mundo

Una carta prolija traducida a seis idiomas o la ausencia de la marca de la casa, son varios indicadores que ayudan a conocer si ante una indicación o dirección debemos volvernos atrás o bien entrar. Descifrar el enigma es la clave.
¡Vamos a ello!

Cenar en un restaurante para disfrutar de un buen momento, ocasionalmente puede venirse abajo por el efecto de sorpresas indeseadas. Muchas de ellas pueden evitarse si reparamos en pequeños detalles cuando accedemos al local. ¿Cuáles?, vamos a hablar de ellos.

El aspecto exterior

Siendo muy importante la imagen externa no lo es todo, una hermosa fachada, con un buen mantenimiento no garantiza al 100% la calidad del establecimiento pero nos tranquiliza respecto a la intención de hacer bien las cosas. Debe observarse el aspecto de la fachada, los cortinajes y si el mobiliario externo son apropiados y se hallan en buen estado de conservación, eso no quiere decir que sean de nuestro gusto, hay que saber distinguir entre decoración y limpieza.

Otro indicador importante es el que los menús deben figurar en el exterior, junto al cartel del restaurante. Cuanta mayor información exista en el exterior del restaurante, mejor para el consumidor, ya que así, puede hacerse una idea del local y con total transparencia.

El zoom de la carta

Debemos huir de esas cartas prolijas traducidas a múltiples idiomas y seleccionar cartas cortas, concretas que siguen las estaciones del año en sus contenidos, aumentando las posibilidades de degustación por nuestra parte del plato de la casa hecho con productos de calidad. Estas cartas aseguran el origen y la frescura de los productos y de la materia prima, que nos hace confiar en el restaurante.

Restaurante vacío, mal augurio

Se sobreentiende que no forzosamente un establecimiento vacío es sinónimo de mala calidad, pero debe tenerse en cuenta. Un consejo es acercarse y cerciorarse de que realmente está vacío o si existe “vida” en su interior.
Observar la presencia en su cristalera de sus certificados de calidad (Guía Michelín, Tripadvisor etc). Los sellos oficiales son una garantía para los clientes dado que indican que garantizan la aplicación de la normativa oficial y siguen controles regulares.
En Francia más de 3600 establecimientos detentan el título de Maître restaurateur, marca adoptada por el Collège Culinaire de France, “Fait maison”, que los establecimientos indican en sus cartas por lo que sus platos están elaborados a partir de productos crudos y que se elaboran en el propio establecimiento. Se trata por tanto de un tipo de garantía de producto otra cuestión es si lo es del bien comer o no.

Aviso a internautas

Desde hace unos años, Tripadvisor, Intern@aute, Yelp, entre otros, efectúan críticas gastronómicas a la par que los internautas deliberan sobre las estrellas de los establecimientos y, ninguno de ellos son profesionales del sector por lo que hay que ser muy precavido a la hora de valorar sus calificaciones y apreciaciones, dado que en la mayor parte de las ocasiones responden al sentimiento de un cliente en un momento dado y no a la valoración lineal en el tiempo del establecimiento, por lo que la generalización de un caso particular no debe efectuarse ni es válido. Un buen restaurante es ante todo un buen ambiente, una buena acogida y una buena cocina.

Limpieza y adecuación de los aseos

Efectuar una visita al aseo, (mientras degustamos un aperitivo en la barra), constatando su excelente mantenimiento es un signo claro del interés del restaurador hacia sus clientes. La concordancia entre el aspecto externo del establecimiento y el interno, con una breve visita al aseo apoyará nuestra decisión de sentarnos a cenar.

Nuestros consejos restauradores

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.