HONG KONG : EL CENTRO NEURÁLGICO DEL VINO EN ASIA

hong kong
Panorámica nocturna de Hong Kong.

 Hong Kong Con unos 60,91 millones de litros de vino importados en el año 2017 por un valor de 1,53 millardos* de dólares USA, Hong Kong es hoy en día un auténtico mercado del vino.

 *Millardo: Esta palabra fue introducida por la Real Academia Española en el año 1995, a petición del entonces presidente de Venezuela Rafael Caldera, también miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, y después de haber sido aprobada por la Asociación de Academias de la Lengua Española.

1 millardo equivale a mil millones.

 

El 18% de los vinos más caros del mundo están en manos de hongkoneses.

Se trata de uno de los destinos casi obligados si uno se quiere hacer ver por aquellos pagos y otear un mercado pujante. A finales de 2018 tuvo lugar la conmemoración de los 10 años del Wine & Dine Festival, en el que intervinieron los grandes popes internacionales del vino, tales como Debra Meiburg (Master of Wine y consultora), James Suckling (crítico), Sarah Heller (Master of Wine y consultora), Yohann Jousselin (Master Sommelier y director regional del grupo Shangri-La), Eddie McDougall (aka The Flying Winemaker) y Thomas Jullien (Coordinador del CIVB, para Hong Kong y China).

¿Qué es lo que hace especial a Hong Kong como ciudad?

 Puede considerarse (en palabras de Debra Meiburg) como uno de los puntos del mundo del buen vivir, se trabaja por la mañana, puede una ir al mercado a comprar pescado y asistir por la tarde a una presentación de Gucci y por la noche a otra de Lafite.

Según Sarah Heller, es un destino en el que se facilita el emprendimiento y los negocios reuniendo dinamismo y riqueza cultural.

¿Por qué es un auténtico trampolín de los vinos en Asia?

 Eddie McDougall dice al respecto que desde el año 2008 se ha erigido en plataforma de lanzamiento mundial del vino por  la abolición de tasas, que en tiempos difíciles como los que atravesamos desde el punto de vista financiero, geopolítico y sanitario ha impulsado la economía de la industria vinícola.

Existe además un público cada vez más entendido, con gustos sofisticados y gran poder adquisitivo, que les permite elegir mejor.

Según James Suckling, este mercado, por otra parte, ofrece precios relativamente bajos en relación a otros mercados asiáticos, por lo que se trata del centro vinícola más abierto y más dinámico del mundo.

Debra Meiburg, por su parte, opina que al suprimir las tasas en el año 2008, logró un posicionamiento definitivo en el mercado del vino asiático y ante todo el mayor hub  (centro clave) del vino en Asia.

¿Por qué los sumilleres desean trabajar en Hong Kong?

 Yohann Jousselin, comenta que Hong Kong es un mercado sumamente intenso que va a 300 km/h, con una  enorme diversidad de productos ofertados. “En 6 meses de estancia en Hong Kong he degustado más vinos que los que probé durante 10 años en Europa”.

La educación y formación en vino han sido claves para el impulso del mismo

 Thomas Jullien hace el comentario de que la educación se halla en un primer plano formativo, a través de cursos de cata, entre otras actividades que han hecho que el consumidor haya adquirido un nivel de conocimiento enorme al respecto al que añade un espíritu abierto al conocimiento y a la experimentación. Por ello es un mercado en el que podemos toparnos con vinos de cualquier parte del mundo.

Tendencias actuales del vino en Hong Kong

Sarah Heller, hace el comentario de que son los vinos naturales  y los vinos naranja los que están apuntando como novedad, pese a que todavía deben recorrer un cierto camino, lo cierto es, que muchos bares y establecimientos los ofertan.

Lo más sobresaliente, en opinión de James Suckling, es la apertura de los consumidores a la experimentación, a probar, cuando hasta hace poco, (unos 5 o 6 años), lo único que demandaban eran Burdeos u otros clásicos, hoy en día son muy permeables a lo novedoso.

Debra Meiburg indica que el Wine & Dine Festival es una ocasión clave que Hong Kong aprovecha para realzar el mundo, la economía del vino y la gastronomía. Una oportunidad fantástica para la degustación de vinos, el contacto con distribuidores, bodegueros y público general, según Yohan Jousselin.

Con 306 stands representando a 33 países, hasta ahora inéditos, tales como Rusia y Croacia, hace sumamente interesante su visita por tan sólo un euro la entrada, otra cuestión es llegar hasta aquí y en la situación actual.

¿Dónde tomar una copa de vino?

 James Suckling Wine Bar, en Staunton Street (centro). Se puede degustar una selección de vinos “corazonada” según la crítica.

La Cabane à vin, en Hollywood Road (centro), un bar de vinos, con decoración déco, muy cool, para compartir y alternar, especializado en vinos nature, bio y biodinámicos, para pasar un momento muy agradable de la mano de Cristóbal Huneeus y su equipo.

¿Dónde comer?

 Loaf on, en la isla de Sai Kung, el único restaurante con una estrella, que sirve pescado de bajura propio de la isla.

John Anthony, en Sunning Road (Causeway Bay), ofrece cocina asiática actual, cantonesa, carnes a la parrilla con carbón de madera, influencias de Sichuan, Hunan y de Shandong.

Mojo Nomad Central, boutique-hotel cosy, abierto recientemente en Queen’s Road Central (Sheung Wan).

Pica Pica, restaurante español.

317-321 Des Voeux Road Central, Sheung Wan | Shop G-H, G/F, Kai Tak Commercial Building, Hong Kong, China.

Enlaces relacionados: 

Oficina de turismo de Hong Kong

 Consulado de España en Hong Kong

Compartir es cuidar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.