La feria del vino de Landerneau, ejemplo para las ferias

La primera feria del vino en Francia vió la luz en el año 1973 en Landerneau, una pequeña población de la Bretaña francesa. El grupo de E. Leclerc pionero en este tipo de eventos fue el protagonista de reunir marcas y botellas con precios en aquel entonces inasequibles, transcurridos 45 años es de justicia recordar este memorable evento que año tras año tiene lugar en todos los países vinateros para alegría de los amantes del vino. 

020.Landerneau.Maisons anciennes rue St-Thomas.JPG
Landerneau

De Moreau.henriTrabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

Grandes superficies, bodegas e Internet

Desde sus inicios, la oferta se ha ido diversificando. Internet propone una extensa selección de vinos de todos los precios para que satisfagan a todos los amantes del vino. Existen ofertas de hasta un – 40% de su precio original. Ofertas sin duda excepcionales, que se presentan en las diversas plataformas, tales como BodeBoca, Vivino, Portugal Vineyards entre otras tantas… que ofrecen cajas de botellas de vino francés, español, italiano, portugués, australianos, de Nueva Zelanda, Chile, Argentina, vinos biológicos y biodinámicos. En 2018, se contabilizaron unos 65 millones de botellas vendidas a un precio medio de 8€. Las ferias de vino son una oportunidad enorme para la gran distribución pero también para los propios viticultores dado que el mayor volumen de negocio del año tras el de los juguetes, la Navidad y la Pascua es el del vino.

Cuidado con las trampas

Mil y una referencias y vendedores que presionan una y otra vez para lograr la venta. Ten cuidado con los grandes descuentos por qué suelen ser a costa de la calidad del vino. Las promociones y los collaretes en el cuello de las botellas no son necesariamente garantía de la calidad del contenido, con la consiguiente decepción cuando lo bebemos. Antes de la adquisición debemos tener claro qué es lo que queremos y con qué presupuesto contamos.

Para los más curiosos, conviene antes informarse debidamente o beber de las opiniones informadas de las plataformas existentes. Leer las etiquetas con calma evitando el delirio que provoca la multiplicidad de marcas, bodegas y un largo etcétera. Conviene recordar que para llevar a cabo  buenos negocios y adquisiciones, la anticipación es siempre una garantía.

Siempre queda la aventura individual, el descubrir que encierra la botella y si es en compañía y compartiendo mejor que mejor.

Enlaces relacionados :

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.