ESPUMOSO NATURAL: BURBUJAS SIN COMPLEJOS

 

Hace muy pocos días hablamos en decataencata.com de los pet nat, que por cierto se han impuesto en las terrazas, cafeterías y tascas galas, muy apreciado por  una clientela popular ávida de un vino espumoso natural y alegre, bailón..

 El pet nat, o espumoso natural, obtenido mediante un método ancestral y sencillo, el más antiguo para elaborar un vino con burbujas. Así lo comentaba Timoteo Tzimakas, sumiller y cofundador de La Curieuse Compagnie, un bar parisino del distrito 10. “La fermentación tiene lugar a botella cerrada en la que las levaduras transforman el azúcar presente en el jugo de la uva, en alcohol y gas carbónico, éste último, prisionero de la botella se gasifica de manera natural”. Un vino para degustar sin prisas, sin pretensiones vanas, sin subirse a la testa y sin provocar dolor de cabeza. El pet nat tiene un bajo grado alcohólico por lo que permite copear prolongadamente, cabe recordar que es el vino predilecto de los vinateros que lo degustan habitualmente tras las duras jornadas de la vendimia.

Enlaces relacionados :

EL CRECIMIENTO DEL VINO ESPUMOSO NATURAL

Desde hace cinco años para acá, Timoteo observa en su establecimiento como su clientela se inclina por consumir espumosos. “Los treintañer@s y cuarentones tras descubrir estos vinos vivaces, exploran todas sus diversas variantes”, generalmente elaboradas por productores de vinos nature en biodinámica, sumamente accesibles en cuanto a precio respecto al champagne  y espumosos convencionales excepción hecha de determinados cavas posicionándose a contra corriente: mientras estos se reservan para celebraciones y grandes ocasiones incluyendo las gastronómicas, los pet nat se beben de forma social habitual, ese nuestro tapeo que también tiene lugar con cava.

 El boom actual de estos vinos hay que localizarlo inicialmente en la región vinícola francesa de Loira, en los años 90 del siglo pasado. En ese momento se viven los primeros pasos de los vinos naturales y algunos elaboradores, entre los que se encontraban Thierry Puzelat y el tristemente desaparecido Christian Chaussard a quien se atribuye la creación del término pet-nat, estaban experimentando en bodega con productos sobre los que realizaban mínimas intervenciones. Poco a poco otros elaboradores, quizá animados por ser un sistema más fácil y barato que el método tradicional, comenzaron a investigar por su cuenta y en los últimos años el estilo se ha internacionalizado con vinos procedentes de multitud de regiones vinícolas.

Los vinos pet-nat se caracterizan por ser vinos blancos, rosados o tintos, de añada, elaborados principalmente en regiones frías, que presentan niveles más bajos de alcohol, son secos o con un nivel bajo de azúcar residual, son ligeramente espumosos, presentan en su mayor parte sedimentos que en ocasiones pueden enturbiar el vino ya que no se filtran y como rasgo externo más distintivo la mayoría de las botellas están cerradas con una chapa. Estos vinos suelen comercializarse con la categoría legal de vino ya que no encajan en las figuras legales superiores de criterios geográficos.

Son vinos muy buscados y los auténticos enamorados de ellos saben de primera mano que es una auténtica ruleta rusa. Son vinos que no se someten a ningún tipo de degüelle o estabilización, elaborados con la mínima intervención por lo que pueden llegar a convertirse en un tesoro bebible o bien en todo lo contrario.

La vida está llena de paradojas y en este caso, que el sistema más antiguo de elaboración de vinos espumosos, nacido de uno de los defectos más antiguos de los vinos embotellados, se haya convertido en la última frontera de la modernidad parece, una de las mayores bromas de la historia del vino.

Los vinos pet-nat se elaboran con 3 tipos de uvas: muscat ottonel, pinot grigio, y pinot bianco. Para el enólogo Christopher Tracy la clave está en recoger la cosecha en el momento justo, ese momento en el que el PH, la cantidad de azúcar y de ácido son perfectos.

Recordar que mientras que el método tradicional y el Charmat se caracterizan por la utilización de azúcar agregado y levaduras para realizar una segunda fermentación, el Pét-Nat o Petillant Naturel, espumoso natural en francés, es un vino espumoso que se obtiene colocando mosto en fermentación en una botella que es sellada con una tapa corona.

Te invitamos a visitar el reciente artículo de decataencata.com: pet nat: los espumosos naturales.

¡Adieu la belle!

La fotografía

eclipse solar
El eclipse solar visto desde Patna en la India. SACHIN KUMAR/AFP

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.