¿CÓMO ELEGIR EL VINO EN EL RESTAURANTE?

taberna valenciana
Taberna valenciana de Joaquín Sorolla y Bastida. 1889 – 1890. Óleo. 51 x 70.

Hoy el equipo editorial de decataencata.com te aporta unas guías básicas para facilitarte la elección del vino con el que vas a acompañar la comida en el restaurante.

Como podrás comprobar en los diversos restaurantes, mesones y tabernas que pueblan nuestra península y otros países en general están proliferando las cartas online, en código QR u otros formatos, todo sea en aras de prevenir, prevenir y  prevenir.

 Lógicamente, es en el restaurante en donde elegimos lo que vamos a comer y el vino o la bebida con la que vamos a acompañar el yantar.

En principio, no debemos correr riesgos innecesarios y vivir aventuras gratuitas que nos lleven a perder la oportunidad de una segunda cita con la hermosa pareja que nos acompaña en la mesa. Recurrir a lo clásico no estará de más, así, el vino tinto con la carne roja y el blanco para el pescado.

La vía clásica sigue siendo sumamente eficaz y las probaturas, para cuando la confianza alcance mayores cotas. Así, se puede empezar con un vino con aguja (pétillante, que dirían los vecinos galos), a lo que le seguirá un vino blanco o rosado y, finalmente, el tinto. De este modo se respetan equilibrios y texturas sin perturbar el paladar. Y un consejo de buen amigo, ir creciendo en la calidad de los vinos que se van a tomar. Recuerda que “nadie olvida nunca el vino bluff precedente”.

Consultar al sumiller (si lo hay),  en casos de duda

Es quien mejor te va a aconsejar sobre el maridaje correcto. Pese a que encontrar un sumiller en los restaurantes es cada vez más raro.

Cuando es el camarero quien va a asesorar, lo suele hacer orientando hacia el consumo de los vinos más caros pero no hacia los más adaptados al plato ni a los gustos de los que lo van a comer y degustar, demostrando con ello escasa pericia en el consejo. En este caso déjate llevar por tu propio conocimiento e instinto. La aplicación que existe en Francia es Billee entre otras.

Enlaces relacionados :

En España suele ser muy útil la app, Vivino:

La revolución de las cartas online

Varios son los factores que están postergando la utilización de las cartas tradicionales en el mundo de la restauración.

El tiempo en que la carta de vinos pasa de una mano a otra, muchas veces mal adaptada para la valoración acorde por parte del cliente, por su longitud, estructura y formato. Otra factor es la dimensión sanitaria de su manipulación además de la escueta información que transmite sobre cada botella de vino, para clientes cada vez más informados y entendidos sobre el origen y la variedad de uva, el modo de producción, los productores propiamente dichos, los maridajes y un largo etcétera que una hoja de papel no puede incluir.

Lo ideal es contar con una buena y ágil información que nos proporciona la app y el intercambio fluido de información con el sumiller o el jefe de sala del restaurante para lograr la mejor elección de los vinos con los que nos vamos a sentar a la mesa.

El propìo restaurador se beneficia de la información en soporte informático, dado que le permite tener al día la carta en función del stock con el que cuenta.

Y, en el supuesto de que el vino que se elija, no se halle disponible, estos dispositivos permiten también ofrecer otros caldos alternativos.

¡Cosas de la magia cibernética!

MUSICANDO

Compartir es cuidar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.