EL UNIVERSO ROSA

uvas rosas

 Los vinos franceses ocupan un lugar preponderante en el mundo respecto a los rosados de alta gama.

Un año récord

A lo largo de los últimos años, el gusto por los rosados ha tenido un notabilísimo incremento en el consumo mundial, que, de 18,3 millones de hectolitros en el año 2002, ha pasado a 25,6 millones en el año 2018, según el Observatorio Mundial del vino rosado.

Un año récord hasta hoy en día con una producción de 26,4 millones de hectolitros, es decir, el 10% de los vinos producidos en el mundo.

Los productores históricos

Francia va a la cabeza de la producción mundial con 7,5 millones de hectolitros en  2018, lo que viene a ser el 28% de la producción mundial de rosado.

Estados Unidos de América, desde hace ya algunos años ha superado en producción cuantitativa a España, con 5 millones de hectolitros producidos en 2018.

Nuestros excelentes y primorosos rosados, que supusieron una producción de 4,4 millones de hectolitros en 2018, son en buena parte importados por Francia, ¡por algo será!

Italia, mantiene su nivel como uno de los primeros productores mundiales de rosado, pese a una producción reducida a la mitad en el curso de los últimos diez años.

Los nuevos protagonistas

En este universo rosa, los nuevos productores incorporados al panorama rosé, pertenecen principalmente al hemisferio sur del Nuevo Mundo, con un volumen de producción que ha aumentado en el devenir de los últimos años: Sudáfrica multiplica su producción  por 2,5, Chile de un 60 pasa a un 180%, incrementos productivos a los que se suman Rumanía, Austria, Hungría, Moldavia y Suiza.

Francia importa tanta cantidad como la que exporta

 En el año 2018 el rosado francés representaba 701 millones de euros en valor de exportación, el 32% de las exportaciones, con 4,1 millones de hectolitros. En 2019, Francia exportó el 38% de su producción, haciéndolo el primer país exportador de vino rosado en términos de valor. Pero, también es el primer importador de rosado con un volumen de 2,8 millones de hectolitros. Importa principalmente vinos rosados españoles. En la actualidad, 4 de cada 10 botellas de vino rosado consumidas en el mundo son importadas.

 La Provenza región emblemática en Francia

 Los rosados suponen el 90% de los vinos producidos en La Provenza. Distinguiéndose por su calidad más que por la cantidad producida. En el año 2018 la Provenza produjo el 4,2% del volumen mundial de rosado, con un 12,6% del valor exportador mundial. Sus viñedos representan unos 5.000 empleos directos, 20.000 indirectos, produciendo el 38% de los rosados franceses  en su respectiva AOC (D.O.). En términos de volumen producido, la primera región francesa es el Languedoc, con 320 millones de botellas, el doble que en La Provenza y tres veces más que el Loira.

Las regiones se han especializado, así, el Loira produce sobre todo un rosado ligero y dulce, que es consumido por un público joven, en cambio La Provenza se ha especializado en rosados con alto valor gastronómico generalmente destinado a la exportación.

Los Estados Unidos como primer país receptor de la exportación francesa

 En el año 2019, el 46% de las exportaciones de rosado francés tuvieron como destino los Estados Unidos de América, que ya es el primer importador de vinos y espirituosos franceses. Su importación aumentó un 52% entre el 2014 y el 2018 en términos de volumen y en un 89% en términos de valor. Es un mercado todavía susceptible de ampliarse puesto que el vino rosado representa solo el 5% del vino consumido en USA, (en las grandes urbes francesas: l´Hexagone, es de un 26%). La política tributaria del presidente Trump con sus tasas importadoras, ha supuesto un descenso del 3% en la importación de rosados de la Provenza. Dado que las tasas son revisables, el montante podría ser todavía mayor.

En Europa

 Francia exporta el 14% de su rosado al Reino Unido, llegando a ser el segundo país importador del rosado francés. El Brexit, no obstante, pudiera también, tener cierto impacto, por complicaciones administrativas. El Reino Unido quiere firmar acuerdos bilaterales con otros países, lo que podría suponer reforzar la competitividad internacional, por ejemplo en el caso de una signatura con Sudáfrica.

Alemania concentra el 5% de las exportaciones el rosado francés, tercer importador y tercer consumidor, con el 6% del consumo mundial. El mercado alemán puede virar hacia el consumo de un vino más cualitativo.

China y Australia

 Mercados con un gran potencial. Hoy en día, China es el tercer cliente de vinos franceses, pero para incrementar el espacio importador habría que cambiar la visión del consumidor chino sobre el vino rosado, puesto que en China, su consumo, suele asociarse a un público más jóven y femenino así como a una calidad media en relación al champagne, por ejemplo.

En Australia, el consumo de rosado es muy bajo, en 2018 era de tan solo 0,5 litros por habitante.

Australia es la treceava potencia económica mundial, con un poder de compra por habitante especialmente elevado. Francia es el segundo proveedor de vino a Australia, cabe imaginar un incremento de la demanda de rosados franceses pero también de españoles. La población de españoles en Australia era en el año 2019 de 22.010 (INE).

Actualmente, Australia es el quinto mayor productor y décimo consumidor de vino del mundo y la industria destaca por su peso en la economía del país. Las importaciones de vino representan una quinta parte del mercado interno. Aunque, con un crecimiento irregular en los últimos cinco años, la tendencia de las exportaciones españolas a Australia es positiva en valor, desde 2016, con un crecimiento del 1,6% en el último año y unas ventas de 12,5 millones de euros.

vino rosado

Enlaces relacionados:

MUSICANDO

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.