EL RON SE HA VUELTO ESPECULATIVO

ron diplomático

El ron se ha vuelto especulativo. Se trata de un mercado en plena evolución en el que cada vez proliferan más los especuladores.

Es un hecho, el ron se ha transformado en objeto de interés especulador. El mercado ha evolucionado con la presencia actual de versiones inéditas, de series limitadas, de single cask y de barricas para su afinado y acabado que han contenido bourbon, sauternes, margaux, Oporto, Jerez… en las que el ron permanece varios meses con el objeto de que tome otros aromas.

Una de las innovaciones ha sido la del ron que envejece en una gabarra*, la  Barge 166, en Issy-les-Moulineaux, recientemente convertida en bodega flotante, en que se simula el envejecimiento dinámico, una técnica antigua basada en el movimiento contínuo del agua, tal y como se hacía en el siglo XIX, cuando las barricas atravesaban el océano Atlántico para confluir en Europa. La barcaza guarda el ron Plantation, cognac Ferrand y el whisky sueco Macmyra en la que se supervisa la evolución.

Cómo el ron se ha vuelto especulativo. Destilerías cerradas que hoy juegan con la rareza

Como los whiskys, las destilerías durante una determinada época permanecieron cerradas en las que elaboraban productos exclusivos, raros y más caros. Es el caso de Caroní, propiedad del Estado de Trinidad y Tobago, que cesó su producción en el año 2002 y cuyas botellas cobraron un valor inusitado en el mercado. Desde hace poco, el mercado del ron acoge más vendedores y comerciantes que auténticos conocedores, interesándose más del valor especulativo de determinadas botellas que pueden alcanzar el doble de su valor e incluso cuadriplicar en poco tiempo, Una evolución, sin duda, mucho más espectacular que la del whisky (Thierry Benitah, presidente de la Maison du whisky).

Versiones como la del jamaicano Hampden y del martiniqués Neisson, La Favorite o Bally.

Lo premium y la sostenibilidad

El ron de alta gama (premium), sin importar la crianza original, sea en barricas de Jerez (Hampden Pagos de Jamaica, Vieux Sajous de Haití) o en barrica única (Trinidad 20 años). El ron viejo y con carácter Plantation Sainte-Lucie 2010, embotellado de forma natural, seduce a los conocedores y expertos.

Otra gran tendencia, son los responsables y sostenibles,. En Nicaragua, Flor de Caña, es uno de los primeros del mundo en haber obtenido las certificaciones Fairtrade y Carbón Neutro. En Martinica, el ejemplo en bio, es Neisson y el A 1710 la perla rara de la ronería. En Guadalupe, Bologne ha sido el primer ron insular en lanzarse a lo “bio” a partir de la caña amarilla cultivada en parcela única.

En Francia, Mafana de Saka Spirits, con miel bio de la Dordoña, azúcar de caña bio de sudamérica, flores de hierba mora del Alto Loira, que chispea en la boca.

Una producción de cero desechos

El pasado abril, en Diplomático, este excelente ron venezolano de renombre internacional ha lanzado la plataforma Distilled Consciously para poner en valor el proceso de producción cero desechos.

Merece una mención el ron de Ced Dont, una empresa fundada en 2011 que fue la primera en lograr la certificación bio. Cédric Brément ha apostado por fórmulas 100 % naturales, originales, elaboradas con técnicas de maceración (afinado en barricas, envejecimiento en un saladar…). La marca cuenta con unas 200 fórmulas festivas y novedades en edición limitada como  Le Ti Arrangés con manga, flor de la pasión y cúrcuma. ESperemos que las buenas prácticas no desaparezcan en el ambiente actual, dónde el ron se ha vuelto especulativo.

Enlaces relacionados :

El video

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.