EL FACTOR HUMANO EN EL VINO

viñedo sudafricano
Viñedos sudafricanos

Leer más:

 

El factor humano es una novela de espionaje de Graham Greene, publicada por primera vez en 1978 y adaptada en la película de 1979 El Factor Humano, dirigida por Otto Preminger, con un guión de Tom Stoppard. La trama se desarrolla en Sudáfrica.

Existen muchas definiciones para el llamado factor X, una de mis preferidas es la que se explica como: “Una variable en una determinada situación, puede tener el impacto más relevante en el resultado final”.

FACTOR HUMANO

El vino es un producto de la civilización al contrario de otros bienes que la naturaleza nos ofrece, el vino no podría existir si no fuera por la intervención humana, la cual empieza en la propia viña, la vitis vinífera es el resultado de la domesticación de la viña salvaje, se prolonga con la conducción de la misma, sin la cual el viñedo no fructifica, al contrario de lo que tiene lugar con un manzano o un peral, la viña abandonada a su suerte, transcurridos algunos años deja de dar fruto. La naturaleza no lo determina todo y el perfil de un vino tampoco lo conforma en su totalidad el ámbito local.

La naturaleza es clave en la definición de un vino, todos lo sabemos. La misma variedad elaborada en bodega de la misma forma, produce diferentes vinos en consonancia con el lugar en el que nació y los condicionantes medioambientales del año vitícola. Pero las variables introducidas por la intervención humana acaba siempre por imponerse a los designios de la naturaleza, con un impacto determinante en el resultado final, así, si se vendimia antes o más tarde pueden obtenerse vinos con un 11% o un 14% de vol alcohólico y la decisión es humana, por lo que de este ejercicio del libre albedrío surgen vinos muy distintos, cada decisión, por tanto, incluso la de no intervenir, condiciona siempre el resultado final.

Ya se reflejó en esta cuestión en el anterior artículo, el 0516 (El valle del Miño), con alvarinhos de lo más dispares, dentro de la misma región dos vinhos verdes, según sea su productor, tipología del terruño, exposición solar o altitud, con distintos aromas  sabores, incluso cuando catamos vinos producidos en viñas contiguas unos exuberantes, intensos, tropicales y otros austeros, cítricos, minerales,es entonces cuando fácilmente percibimos la influencia del factor X, del factor humano en un vino.

Recuerdo a mi colega el Dr. José Afonso, médico como yo, que le gusta meterle mano a la tierra en Souro Pires, en el Pinhel, en que a casi 700 metros de altitud, trabaja sus viñas antiguas con variedades tradicionales, elaborando y produciendo vinos de una belleza singular (vinos de la emigración), verdelho o chardonnay, terruño del que él forma parte íntima. Ver el artículo de la Beira Interior en www.decataencata.com.

Sin duda el factor humano tiene límites, no es posible elaborar un gran vino sin un terruño predispuesto para ello. De la misma manera, el ser humano es capaz de desperdiciar un excelente terroir elaborando vinos vulares.

Es preferible tomar decisiones en base al ensayo error hasta alcanzar la máxima expresión del terruño, que entregar  el futuro vino a los designios de la naturaleza.

Graham Greene, Bassano.jpg
Graham Greene

De Bassano ltd – National Portrait Gallery: NPG x15393, Dominio público, Enlace

Graham Greene. 2 de octubre de 1904, Berkhamsted (Reino Unido), 3 de abril de 1991, Vevey (Suiza).

Fue el guionista de la película El Tercer Hombre.

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.