UN VIÑEDO ENTRE LOS DOS HEMISFERIOS: EL ECUADOR

ECU orthographic.svg
Mapa de Ecuador

De Addicted04Trabajo propio with Natural Earth Data, CC BY-SA 3.0, Enlace

Probablemente no sabíais que pueden existir viñedos próximos a la latitud cero. Como vais a ver a continuación, ello es posible en Ecuador, tierra situada entre los dos hemisferios del planeta en donde la bodega Dos Hemisferios ha logrado lo impensable: producir vinos de calidad.

Al final de las plantaciones de bananeras, la viña

Desde el aeropuerto de Guayaquil, hacia el sur del país, en dirección hacia la ciudad balneario de Las Playas, a unas dos horas de camino se halla el viñedo, al frente del cual está Abel Furlán, el enólogo de la bodega Dos Hemisferios en la localidad de San Miguel del Morro. De origen argentino, Abel es todo un personaje, con alegría de vivir, es tal como se muestra. Habitualmente vive durante 5 meses en la bodega, esencialmente durante los períodos de envero y durante la fermentación de la uva. El resto del año, reparte su tiempo entre la bodega familiar – que cuida junto a sus hijos en la región argentina de Mendoza – y su cargo como presidente de la Asociación de Enólogos de Argentina.

El agua de coco puede refrescar el calor ambiental con un sol que cae a plomo.

El camino de acceso al viñedo es un tanto tortuoso incluso caótico, que obliga a sujetarse bien el cinturón. 10 km de un camino rural estrecho que atraviesa plantaciones de palmerales y de bananeras.

Un poco de historia de la hacienda fuera de toda norma

Al final de un camino sin salida, se observa una plantación de cacao, y enfrente las puertas enrejadas de acceso a la propiedad que abre un guarda de seguridad, accediendo nuestros ojos a la visión de un magnífico viñedo de aspecto primaveral plantado sobre una orografía ondulada.

Esta es una historia que comenzó en el año 2004 con 2 hectáreas de viñedo con cabernet sauvignon, malbec y torrontés

En realidad el vino de Ecuador es la base de una paradoja, que finalmente se transformó en un proyecto vitícola real, según comenta Guillermo Wright, presidente fundador de Dos Hemisferios, que comenzó la explotación plantando uvas de mesa primero, para después iniciar la producción de vino.

La familia de Guillermo Wright posee la propiedad de la primera cadena de supermercados del país – y Alejandro Taramelli, fue su socio en la creación de Dos Hemisferios, ambos se declaran ante todo viticultores. Propietarios de 370 hectáreas de cultivo, decidiendo un buen día diversificar su actividad plantando cepas de uvas de mesa.

Ambos forman parte del Círculo de Cata con la filosofía de que donde se cultivan uvas de mesa se pueden cultivar también buenas cepas productoras de uvas para vinificación.

Tras los ensayos realizados en las dos hectáreas plantadas en el año 2004, que arrojaron resultados concluyentes, se decidieron a plantar para crear la bodega Dos Hemisferios.

El proyecto que nació con escasa extensión, pasó rápidamente a 40 hectáreas de viñedo, con la ayuda e inclusión de nuevas variedades, tales como la syrah, pinot noir, chardonnay, merlot, sauvignon blanc, cabernet franc y petit verdot.

Ambiciones actuales

Expandiéndose la plantación hasta unas 100 hectáreas previsiblemente de aquí a 10 años, con una producción final en torno al millón de botellas anuales.

. Una viticultura similar a la de Bali

La vid al hallarse muy cerca del Ecuador, tiene un ciclo de crecimiento muy rápido, tanto la propia viña como en el número de cosechas: 2 al año. Olvidándose de las estaciones. Con una temperatura anual media de 24ºC y días con alta insolación, la viña se ve favorecida durante todo el año, permitiendo la ritmicidad del ciclo vegetativo y el control de la talla.
En el momento de la medida de la talla de la planta en la propia parcela, se determina de forma precisa la fecha de la próxima vendimia, en función de la variedad plantada.

De este modo, en el viñedo de Dos Hemisferios, se asiste a un fenómeno raro, que recuerda al de los viñedos de Bali, coexistiendo en las parcelas de las viñas plantadas, variedades distintas con fases completamente diferentes de desarrollo. Unas son vendimiadas y otras apenas inician su crecimiento.

Así se controla la producción asegurando la recolección de racimos de calidad durante todo el año. Con días de alta insolación, noches suaves, suelos calcáreos muy favorables compuestos de piedras fósiles y una brisa marina constante, componen unas condiciones excelentes para producir racimos con uvas de calidad, según indica Abel Furlán.

Con un buen terruño y unas buenas variedades cultivadas sólo queda producir vinos de calidad.

La bodega ha efectuado una gran inversión en la cadena de frío, con una cámara gigante de frío, dotada de 3 generadores, capaces de generar frío continuamente; inversión colosal que le permite al equipo técnico realizar vinificaciones y remontados precisos, como en el resto del mundo.

Solamente un pequeño detalle, tienen que chaptalizar (1) los vinos, dada la mengua de azúcar en la uva, y corregir la acidez, bastante débil en esta latitud.
A pesar de ello, Dos Hemisferios es un hermoso descubrimiento y una agradable sorpresa. Bodega que sustenta su producción en las técnicas modernas.
El vuelo del águila con su planear majestuoso todavía hace más mágico el viñedo.

Glosario:

Chaptalización. Consiste en añadir azúcar al mosto para aumentar el grado de alcohol final del vino tras la fermentación alcohólica. En teoría, la adición de 16,83 gramos de azúcar por litro, incrementa en un grado de alcohol suplementario.

Enlaces relacionados

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.