DE PELUQUERA A GENIAL BODEGUERA

Jane Eyre
Jane Eyre

Ha logrado Le Grand  Prix RVF 2021. Esta australiana que nunca había bebido un Borgoña, dió sus primeros pasos como enóloga en el domaine Chevrot en 1998, tras haber retornado a su país natal y cerrar su peluquería. Después de haber recalado brevemente en la Moselle en el año 2003, finalmente se establece en la Borgoña en el año 2004, practicando su nueva profesión con los más grandes de la Côte de Beaune (domaine des Comtes Lafon, Matrot…) hasta ser la vinificadora del domaine Newman, a la par que desde el 2011 va montando su pequeña estructura de negocio gracias a la ayuda prestada por sus amigos viticultores del lugar, que la aprovisionan de la necesaria uva. Su matiz elaborador es la vinificación suave y delicada con poco sulfito.

Sin saber nada de vinos (“yo era más de gin tonic”) hace ya veinte años, acaba de ser elegida “comerciant” del año en Francia. Primera mujer que lo logra. Hace veinte años llegó a la Borgoña sin saber nada de vides y hoy es maestra.

Peluquera en Melbourne, tras 10 años de peinado va, y, peinado viene, se dió cuenta de que existían otras vidas, sobre todo tras mantener una conversación con una clienta cuyo marido era un periodista gastronómico, que en una cena le dió la dirección del domaine Chevrot en la costa de oro del vino francés.

viñedo nevado

Château du Clos de Vougeot
Château du Clos de Vougeot

Enlaces relacionados :

Corre el año 1998 (septiembre), en que con 27 años, atraviesa el mundo para ir a vendimiar en el país galo, durante un mes, retornó a Australia, estudia enología y durante un quinquenio vive entre la Borgoña y Australia, hasta que en 2004 se instala en la primera. En el año 2006 ya era la mano derecha de Christopher Newman, propietario de una bodega en Beaune, que Eyre adquirió en el año 2011. “Empecé de cero, con 5.000 euros que me prestó una amiga y un tonel que me regaló mi jefe”. Demostró su valía y fue admitida en los círculos exclusivos del vino, tales como el restaurante La Tour d’Argent de París desde donde recibía encargos.

La francesa Revue des Vins, le concedió una estrella hace cuatro años y otra en el pasado 2020. Hace muy poco fue elegida “comerciant” del año.

Con vinos delicados, con talento, todo “hand-made”, ha conseguido lo que ninguna mujer había logrado hasta ahora, en un país en el que la presencia femenina estaba vetada durante cierto período del mes…

Antonin Rodet
 El vino que le gusta (Pinot noir).

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.