CON QUÉ VINO ACOMPAÑAR ESAS VERDURAS OLVIDADAS

plato de verduras

La verdura ha sido considerada como acompañante del plato principal. Sin embargo, no hay que pasar por alto que este hábito ha cambiado y que las verduras cada día adquieren más protagonismo en nuestra mesa. Además, con el buen tiempo y la subida de las temperaturas, apetecen platos más refrescantes como las ensaladas e instintivamente introducimos más verdura en nuestra dieta diaria. Qué vino puede acompañar a un plato con chirivías, nabos o cualquier otra verdura y tubérculos comestibles muchos de ellos relegados en la actualidad al olvido más absurdo. Vamos hoy a descubrir para unos y recordar para otros con qué vinos realzar la degustación de los platos de verdura y hortalizas. Hasta hoy olvidadas y resucitadas por más de uno de los restaurantes estelares actuales. Hoy se pueden saborear de infinitas maneras: crudas en ensalada, cocidas en potajes, en purés, ragoûts y con arroz. Hay que hacer honor a nuestros grelos maravillosos, los colinabos y tantas otras. Las sensaciones son siempre las mismas: persistencia gustativa, un bouquet intenso, sabores dulces, amargos y sensación pastosa de consistencia.

Vinos blancos con que acompañarlas

Para acompañar el sabor dulzón y persistente de las hortalizas y tubérculos, un vino blanco aromático dotado de cierto dulzor y redondez encaja perfectamente y, para ello nada mejor que una variedad alsaciana emblemática la gewürztraminer o traminer especiado, forma un duo excelente con el apio en puré o acompañando a un rôti. En Francia un Domaine Josmeyer, cerca de Colmar de maravilloso recuerdo junto a mi hija Elena, (Les Folastries blanc). Un vino denso, aromático, persistente y envolvente ideal para maridajes difíciles. En casa, sin dudarlo el Pirineos gewürztraminer Viñedo seleccionado 2019, a 9,90€ en los siguientes dos enlaces :

Acabemos con el mito de que las verduras y hortalizas no maridan con ningún vino. Tan sólo hay que saber qué vino es el más adecuado para disfrutar de un plato fresco y saludable con una copa de vino. En el ranking de ‘verduras incompatibles con el vino’, destacamos dos: los espárragos y las alcachofas.

Vinos tintos y hortalizas olvidadas

Para los incondicionales de los vinos tintos, los Riojas y los Riberas del Duero ahí están, explorar y valorar sus atributos, mis apuntes te indican un Nubori tinto crianza, un rioja alavesa, con tempranillo 100% que hará realidad tus delicias, por 8,60€.. Dejamos dos ejemplos en los siguientes enlaces :

En la Galia, los Burdeos con unos 10 años a cuestas, en especial los seconds vins des grands château, son ideales para sacar de la oscuridad y de la penumbra a nuestras maravillosas hortalizas. Château Haut-Bailly en Pessac-Léognan elabora un magnífico vino, muy elegante y fino, maduro en nariz con toque de cereza, acariciante y sutil en boca con un final largo e intenso. Su second vin, La Parde de Haut-Bailly, algo más discreto en cuanto a sensaciones, tiene una relación placer/precio absolutamente indiscutible. En la misma denominación, La Chapelle de Haut-Brion (second vin du Château La Mission Haut-Brion), redondea el amargor de las hortalizas aligerando su pastosidad. De los terruños de Saint-Julien, la Croix de Beaucaillou, un second vin del Château Ducru-Beaucaillou, es el cómplice perfecto para sacar a la luz las legumbres olvidadas.

En la Lusitania, Adega de Pegôes Selected Harvest tinto 2016, ensamblaje maravilloso con cabernet sauvignon, touriga nacional, trincadeira y syrah, simplemente sublime, por 8,94€ en:

No olvides los rosados, de los que otro día daremos suficiente cuenta, para hoy y para tomar nota, recuerda el Valle Oscuro rosado de prieto picudo, joven, de Bodegas Otero de la D.O.P Valles de Benavente, una maravilla de ejecución enológica por 6.00€. Puedes adquirirlo en el siguiente enlace :

Enlaces relacionados :

MUSICANDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.