¿CÓMO HABLAR DEL VINO? LAS 10 FRASES DEL EXPERTO Y DEL CONOCEDOR

Esas frases sibilinas, propuestas herméticas, abreviaciones propias de espías… El vocabulario del vino se muestra muchas veces desconcertante. Hablar como un profesional de la cata utilizando algunas de las expresiones de los expertos recogidas de las fuentes originales te pueden dar cierta seguridad en la cata.

Largo en boca

La expresión en la boca de los aromas del vino es la unidad de medida que mide, en segundos, la persistencia del vino en la boca (caudalies en francés). Más allá de 12 a 15 caudalies, nos indica que estamos ante un vino con un gran pedigree. En cambio, a un vino sencillo le falta largura, pese a resultar placentero, dependiendo del contexto en que se saborea.

Está reducido

Hablamos de un vino reducido cuando le falta aireación, al contrario de un vino oxidado. Se debe en general, a una falta de oxígeno. Algunas variedades son más sensibles a la reducción que otras a la reducción, como la syrah. Por lo que es aconsejable airearlo o decantar.

Está cerrado

Los aromas están ausentes, con una nariz extinta, breve en que no solemos oler tan apenas nada o muy poco.Se trata de un vino cerrado, pero un pase por el decantador o una buena aireación en una copa de gran formato es suficiente para descubrir todos sus aromas.

Los franceses le llaman “Ca brett” (olor a cabaret)

Las levaduras son necesarias para lograr la transformación del azúcar en alcohol, pero unas son más insidiosas que otras, provocando desviaciones aromáticas, sobre todo en los vinos tintos. La Brettanomyces se desarrolla sobre todo con la falta de higiene, en el vino acabado de elaborar. El olor a animal que se percibe en el fondo de la boca con el que no hay quien pueda hacer nada.

Existe una ligera aguja

La sensación de una fina burbuja en la lengua no debe desconcertar. El bodeguero, el viticultor puede añadir gas carbónico para conservar la frescura del vino y así evitar la adición de azufre (sulfitación). Se debe a la aireación de un vino joven y que no debe ser excluyente.

Se trata de una maceración carbónica

Su origen en el Languedoc, muy utilizada en el Beaujolais en donde se popularizó esta técnica de vinificación que es exclusiva de los vinos tintos sobre todo los jóvenes. Permitiendo la fermentación intracelular de los racimos enteros, a alta temperatura (25 a 32 ºC) confiriendo al vino aromas y taninos más suaves.

Se percibe el tostado de la reducción

Las notas tostadas, torrificadas aparecen generalmente en los vinos blancos jóvenes, sobre todo en los Borgoñas. Se debe a la guarda en barrica al abrigo del aire y que no deben confundirse con el tostado del azufre o el tostado de vainilla y coco de una madera muy nueva, generalmente muy presente.

Es un vino con sabor a madera

Son vinos muy jóvenes que pasan a la barrica sin haber digerido suficientemente su guarda. Requieren tiempo, en ellos domina la madera sobre la fruta, pero es una cuestión que sólo requiere tiempo.

Tiene un buen “asado” (il a un bon rôti)

Cuando la botrytis se desarrolla, le confiere al vino un sabor y una textura de vino licoroso. La botrytis cinerea es un hongo microscópico que ataca a la uva que favorece la bruma y la niebla matinal en la viña. Se afecta el hollejo, marchitándose, el azúcar se concentra hasta que el racimo y su uva se deseca tal como si se asase.

Es un vino afrutado

En el que priman los aromas afrutados, son vinos ligeros, poco tánicos, generalmente poco o nada guardados en barrica. Se habla entonces de un vino afrutado para los tintos, que pueden servirse un poco frescos (entre 12 y 14 º C).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.