¿CÓMO APROVECHAR, LOS RESTOS DE PAN Y DE VINO?

Pieter Claesz. Naturaleza muerta. 1637.
Pieter Claesz. Naturaleza muerta. 1637.

En este libro de Aurélie Thérond, cocinero amateur que hace galletas desde los 12 años, propone 60 recetas cuyos componentes son los rescoldos de vino y el pan duro, (reseso en Galicia o revenido para los finolis-https://matadornetwork.com/es/ palabras, expresiones gallegas/). El chabrol (mezcla de sopa y vino tinto), el pan de perro (pain de chien): mezcla de pan, de leche condensada y de uvas pasas. También aparece el pangrattato, en italiano pan raspado, utilizado por los paisanos del sur de Italia sustituyendo al queso parmesano, cuando  resulta muy caro, reemplazando éste por el aceite y el ajo frotado sobre el pan, al igual que en nuestra querida y andaluza Jaén, con los cantos de pan caliente frotado con un diente de ajo y oleado finamente con aceite de oliva, maravilloso acompañante en el desayuno y en las comidas. 30 recetas dulces y otra treintena saladas. Disfrute sostenible.

Hoy en día conservamos el pan en el congelador y el vino sobrante en envases y armarios de vino a temperatura controlada e incluso en el propio frigorífico. No obstante cualquier aportación que evite el derroche innecesario mejor que mejor, incluso del tiempo de preparación puesto que solamente una de las recetas propuestas puede alcanzar los 40 minutos.

Compartir es cuidar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.