COMER SANO ANTES Y DESPUÉS DE LA NAVIDAD

Contrariamente a lo que muchos piensan, comer sano  no es más fácil decirlo que hacerlo. Solo se necesitan unos cuantos y buenos hábitos para comer. Hoy desde decataencata.com te mostramos algunas reglas básicas a seguir para disfrutar de las comidas equilibradas.

No hay necesidad de cumplir con ninguna reglamentación o una dieta draconiana para comer equilibradamente. Basta con llevar a cabo algunos principios sencillos y aplicar nuestro sentido común. Sigue la guía de alimentación saludable.

Comer sano, comer de todo

Es esencial no prohibir ningún alimento, a riesgo de incurrir en deficiencias y no satisfacer las necesidades de nuestro organismo. Tanto si se come en el trabajo o en casa, la comida debe de ser  familiar (con carbohidratos, grasas, proteínas animales o vegetales, vitaminas y minerales) para garantizar el equilibrio adecuado. Para ello, basta con incluir en el plato, una porción de alimentos ricos en almidón, verduras, carne, pescado o legumbres, y terminar con una pequeña porción de queso y fruta. Si bien los productos dulces industriales no son esenciales para nuestro cuerpo,  no es necesario que te prives de una pequeña rebanada de pastel de vez en cuando. Una porción de chocolate negro con el café es bueno para el cuerpo y la mente. Es precisamente con las restricciones con las que aparecen las frustraciones y los impulsos alimentarios.

En la variación está el gusto

Para tu salud, pero también para tu placer visual y gustativo, no dudes en variar tus menús tanto como te sea posible. En el lado de las proteínas, alterna la carne, con el pescado y los huevos. No olvides los pescados grasos (caballa, arenque…) y ten cuidado de no comer más de 4 huevos por semana. Cambie la pasta y el arroz probando quinoa o germen de trigo. Elige alimentos que sean completos, más saciantes, de digestión más prolongada y más interesantes nutricionalmente. Finalmente, disfruta de los productos de temporada que aportarán la diversidad necesaria para tu equilibrio alimentario y dinerario.

Enlaces relacionados :

Escuchar a los dietistas y nutricionistas, medir las cantidades

Todos los dietistas y nutricionistas te aseguran que: el secreto de una dieta equilibrada es comer de todo, pero con moderación. Los azúcares lentos, incluso si son esenciales para nuestro cuerpo, no deben consumirse en cantidades demasiado grandes. Así como los lípidos. No los elimines de la dieta, pero con una cucharada de aceite y una cucharada de mantequilla al día, tienes la cantidad que tu cuerpo necesita. Finalmente, tómate el tiempo necesario para escuchar a tu cuerpo durante las comidas. Come despacio para facilitar la digestión. Además, te hace sentir saciado de forma más rápida para evitar servirte de nuevo.

Para comer sano, evita los productos industriales tanto como te sea posible

Hay razones simples para ello. A menudo son demasiado dulces o demasiado salados y son pobres en valor nutricional. Si el plato preparado en el supermercado sigue siendo muy tentador para los almuerzos en la oficina, casi siempre opta por las sobras de la comida del día anterior o la preparación en casa de tu almuerzo, como una ensalada mixta saludable pero abundante, si tienes tiempo suficiente para ello. Por supuesto, es posible comer sano si compras tu comida en el supermercado, siempre y cuando leas las etiquetas cuidadosamente y sigas algunas reglas al respecto.

Enlaces relacionados :

 “Come y bebe con moderación”.

MUSICANDO

La fotografía

El jilguero en peligro de extinción.

¡Ay pena, penita pena!

El jilguero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.