Cambiar hábitos mediante la tecnología. Parte I.

Cambiar hábitos mediante la tecnología. Parte I

Está fuera de discusión que los hábitos condicionan el estado de salud y la aparición de patologías. El estilo de vida que llevamos es el factor que en mayor medida determina nuestra condición vital. Algunos estudios de ponderación le atribuyen un peso específico del 43%. Este va seguido de la herencia genética . A esta se se le asigna un 27%. También el medio ambiente o entorno en que se vive , al que se le atribuye un 19%. Además está el sistema sanitario que influye en el 11% restante.

También resulta evidente que el organismo tiende a producir disfuncionalidades y patologías cuando esté expuesto a determinados factores. Estos factores dependen de comportamientos libres, como la alimentación, el ejercicio físico. También de hábitos como el consumo de alcohol y tabaco. Dentro de nuestro entorno occidental, las patologías que registran mayores tasas de morbimortalidad son también las que más directamente se pueden relacionar con hábitos inadecuados o directamente dañinos.

Riesgos y retos por delante

Seguramente nadie ignora las consecuencias probables de una vida sedentaria o una ingesta inadecuada, cuantitativa o cualitativamente desequilibrada. Pero a pesar de que el conocimiento y los consejos abundan, la parte de la población que hace de ellos un elemento de compromiso y motivación para evitar los riesgos es mínima. Por sí sola, la educación sanitaria parece insuficiente. Y es entonces cuando se plantean estrategias de cambio en los comportamientos que, actualmente, tienen mucho que ver con lo que pueden aportar las tecnologías de última generación.

Un reto: generar cambios de comportamiento duraderos

Hace ya bastantes años las autoridades sanitarias de un país centroamericano tuvieron la idea de incorporar determinados consejos de salud en los episodios de una pequeña telenovela. En concreto, pretendían aumentar la conciencia en las mujeres sobre el cáncer de mama, y proponer una actitud de cuidado personal basada en la autoexploración. Hicieron que la protagonista de la serie hablara de ello, y contara dentro del guión la manera en que realizar una exploración o detectar signos de sospecha. Y en efecto, la idea tuvo impacto. Mientras se emitieron los episodios aumentó muy significativamente el número de mujeres que consultaban sobre cáncer de mama en los servicios de salud comunitaria. Parecía haberse logrado un positivo efecto educador de la población susceptible. Pero posteriormente apareció un problema. Cuando la telenovela terminó aquellos consejos dejaron de mantenerse en el recuerdo. No había servido de mucho porque el reto, auténticamente, era hacer duradera una determinada pauta de autocuidado.

Un reto parecido es la recurrencia en los efectos de una  correcta actitud de cuidado de salud. Esto es lo que motivó la creación del proyecto Omada.
Se trata de una plataforma digital que combina la tecnología digital con el conocimiento más antiguo de la ciencia del comportamiento humano. Se orienta a mejorar la prevención de la obesidad y los factores de riesgo que conducen a una patología cardiovascular o diabética.

¿Qué es Omada?

Omada es seguramente el modelo integral de la llamada «terapéutica digital» más evolucionado. Quizás es también el que más éxito está teniendo en términos de aceptación por profesionales y pacientes. También es el más aceptado, por consiguiente, en el mercado. Su origen está en los grupos vecinales de autoayuda de Estados Unidos a los que acudían personas con sobrepeso.

Estos vecinos buscaban mediante la conversación la motivación necesaria para mejorar sus hábitos dietéticos. Los creadores de Omada pensaron que las plataformas digitales podrían servir para emular esos niveles de relación y motivación. Además se podrían integrar nuevas funciones como los consejos personalizados o la llevanza cuantitativa de los progresos. El usuario de Omada puede calcular mediante un cuestionario el riesgo para la salud que acarrea su estado actual. También puede a partir de ahí incorporarse en un programa motivacional  de medio plazo según los objetivos que se haya trazado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.