EL ALCOHOL PUEDE DISTENDER EL ESTÓMAGO PERO RETARDA Y PROLONGA LA DIGESTIÓN

Margarita.jpg
Cóctel Margarita

De Jon Sullivan – http://pdphoto.org/PictureDetail.php?mat=pdef&pg=5150, Dominio público, Enlace

¿Las denominadas bebidas digestivas (alcoholes digestivos) ayudan o facilitan la digestión? Sin lugar a dudas al respecto, la respuesta es NO.

El alcohol no produce ningún efecto beneficioso sobre la digestión.

Para comenzar, el alcohol aumenta la cantidad global de calorías a absorber.

El alcohol, además, disminuye la movilidad gástrica y enlentece el paso de los alimentos al intestino.

En un artículo científico: “Efecto sobre la función gástrica y los síntomas del consumo de vino, té negro o schnaps, acompañando a una “fondue” de queso: un ensayo clínico cruzado”, indica que la digestión es más lenta con vino blanco o schnapp que con vino tinto.

Schnapps: aguardiente de más de 32º de alcohol, producido en Alemania, Austria, Suiza,Alsacia y Lorena. En Suecia y Dinamarca se llama snaps.

En el intestino, el alcohol se absorbe directamente enviándolo al hígado con el resto de nutrientes, lo que supone una mayor carga detoxificadora por parte del hígado.

El alcohol, aumenta pues la cantidad de calorías a absorber, ralentiza el tránsito intestinal y aumenta la carga funcional hepática.

También puede irritar a la mucosa intestinal y a sus paredes pudiendo provocar diarrea.

¿Entonces, por qué existe,  la idea tan arraigada de que el alcohol facilita la digestión?

Pues por qué el alcohol tiene un efecto vasodilatador, distiende el estómago y aporta una sensación de bienestar a corto plazo, en el caso de que el estómago se halle algo tenso por una comida copiosa.

Permite, por así decir, “hacer un poco de hueco o de sitio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.